Pensiones revierten tendencia a la quiebra


La tendencia de quiebra técnica que el Instituto de Pensiones para los Trabajadores del Estado venía arrastrando desde 2016 se logró revertir, al menos hasta el 2021, cuando se necesitarán aportaciones extraordinarias, sin embargo, la última valuación actuarial insiste en una reforma a la Ley y obtener mayores rendimientos de sus fondos.

En marzo de 2019 se realizó la última valuación actuarial del Instituto de Pensiones para las Trabajadores del Estado y se estima que para el 2021 se requerirán alrededor de 75 millones de pesos de aportaciones extraordinarias por parte del Gobierno Estatal, para poder realizar el pago de pensiones y jubilaciones.

La Auditoría Superior del Estado detectó desde 2012 el agotamiento de los fondos, y en el 2016 realizó la advertencia de que para antes del 2020 habría que hacer aportaciones extraordinarias.

Sin embargo, en la nueva valuación actuarial de la compañía Valuaciones Actuariales del Norte se conservan más de 220 millones de pesos en fondos, pero resultan insuficientes para sostener el pago de pensiones y jubilaciones durante próximos años.

Para 2021 se estima que de no hacerse nuevos esfuerzos se requerirían alrededor de 75 millones de pesos adicionales, sin embargo, la suma aumentaría a 125 millones de pesos en 2022 y 139 millones en 2023, cuando termine esta administración estatal.

Para hacer frente a los próximos años, Valuaciones Actuariales del Norte recomienda hacer grandes reservas durante los próximos años e invertir para obtener rendimientos que puedan ayudar en el futuro a disminuir el déficit.

También se hace hincapié en que “en otras administraciones, la mayor parte de los fondos se destinó a préstamos al personal afiliado al Instituto, lo que propició la pérdida de poder adquisitivo de dichos fondos”.

Otros puntos negativos es que no existen normas para la creación de fondos y existe un aumento en la esperanza de vida, lo que impacta al fondo con el número de pensionados y jubilados.

“Esperamos ir en la misma tendencia, conforme hemos trabajado, de poder alargar el plazo para que eso (la descapitalización) no ocurra. Se tienen que tomar políticas a mediano y largo plazo. Es un tema que está en la agenda, porque los fondos son prioridades en todo el mundo”, señaló José Luis Moreno, director del Instituto de Pensiones.

Comentarios

Anterior Harvard y MIT bloquean plan de Trump de expulsar a estudiantes extranjeros
Siguiente Llega a Netflix el legado de Walter Mercado lleno de lentejuelas, joyería y horóscopos