in , , , ,

Policía mata a adolescente chilena mientras buscaba un vestido para su fiesta de XV Años

Valentina Orellana-Peralta, es una adolescente de Santiago de Chile de 14 años, que había llegado a Estados Unidos con su madre hace unos seis meses para visitar a una hermana mayor.

El jueves, una bala perdida de la policía de Los Ángeles terminó con su vida cuando trataba de protegerse en el vestidor de una tienda de ropa del centro comercial Burlington del barrio North Hollywood.

La escena central del vídeo presenta a los agentes apuntando con sus rifles al sospechoso, que no lleva ningún arma de fuego, después de localizar a una mujer a la que acaba de agredir brutalmente y está sangrando.

Los policías gritan al ladrón y agresor para que se entregue. Pero no esperan mucho, y uno de ellos descarga enseguida tres disparosA unos metros de ella, al fondo de un pasillo, el hombre trata de esquivar la acción de los policías, que le gritan para que se entregue. Pero los uniformados no esperan mucho. Uno de ellos descarga tres disparos muy seguidos.

Uno de los balazos hiere mortalmente al ladrón y agresor, identificado como Daniel Elena López, de 24 años. Otro tiro ha atravesado una pared y, tal como enseguida se comprobará, matado a la niña que se ocultaba en uno de los vestidores situados al lado.

Valentina Orellana-Peralta estaba comprando con su madre un vestido para su fiesta de XV Años.

En la escena anterior al tiroteo se ve a un hombre agitado andando por la tienda, con una cadena de bicicleta en la mano, antes de la llegada de los agentes. El tipo ataca a todo aquel que encuentra a su paso. Se ensaña sobre todo con una mujer a la que golpea una y otra vez con la cadena.

El jefe del Departamento de Policía, Michel Moore, anunció una investigación sobre la ejecución del operativo al tiempo que lamentaba “este incidente caótico, trágico y devastador para todos, que ha resultado en la muerte de una niña inocente”.

“Valentina murió en mis brazos y no pude hacer nada”, relató su madre ayer, entre lágrimas, en una rueda de prensa. “Escuchamos gritos, nos sentamos y rezamos”, explicó al narrar la pesadilla que vivió junto a la niña en el vestidor de la tienda. Su hija, sollozó, “estaba llena de alegría y tenía grandes sueños, le quedaba mucho por vivir”.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Nuevas placas de Coahuila contarán con códigos QR y patrones biométricos para mayor seguridad

Inundaciones ponen en alerta a 116 ciudades brasileñas