Por arsénico en La Laguna, Congreso pide alerta sanitaria


Con la intención de que se agilicen en todo lo posible las acciones necesarias que con urgencia se deben agotar para atender y resolver el crónico y grave problema que representa la presencia de altas concentraciones de arsénico en el agua que se extrae del subsuelo lagunero satisfacer las necesidades de uso doméstico, industrial y agropecuario de la región, el pleno del Congreso del Estado respaldo la iniciativa del diputado Fernando Izaguirre Valdés para exhortar a las autoridades federales competentes a que emitan una alerta de emergencia sanitaria.

El acuerdo de dirigir el exhorto precisamente a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se estableció el miércoles pasado, según lo confirmó el legislador panista, quien considera que la solución a la grave problemática que se plantea, o al menos parte de ella, bien podría darse con la realización del proyecto que le apuesta a traer agua potable para consumo humano desde las presas Francisco Zarco y Lázaro Cárdenas, y de ser posible para su almacenamiento en el Lecho Seco del Río Nazas como alternativa para la recarga del principal acuífero lagunero.

Por lo pronto, advirtió que investigaciones recientes e informes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), señalan que el agua extraída de algunos pozos de suministro de la región presentan concentraciones de arsénico superiores a las permitidas en la Norma Oficial Mexicana 127-SSA1-1994, lo que, refiere, se ha llegado a asociar como causa de enfermedad y decesos de miles de laguneros.

Por otro lado, exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para que realice estudios claros y contundentes sobre la explotación de los mantos acuíferos en la Comarca Lagunera.

Asimismo, propuso ampliar la solicitud a la Conagua Agua para que evalúe el número de concesiones otorgadas para la extracción del acuífero principal, el volumen de las mismas y la posibilidad de equilibrar dicha extracción respecto a la capacidad de recarga. Al tiempo que demanda a la misma institución agotar los estudios necesarios para poder impulsar con seriedad el aprovechamiento del agua del Río Nazas proveniente de las presas Francisco Zarco y Lázaro Cárdenas.

El diputado Izaguirre Valdés aclara que su iniciativa no busca que se cancelen los pozos de extracción ubicados en zonas con altas concentraciones de arsénico, sino que a partir de la pretendida alerta sanitaria el gobierno federal se decida a actuar en la atención de este grave problema ambiental y de salud.

Comentarios

Anterior Celebra ICH 47 Años de Trayectoria
Siguiente Bajo la máscara