Por insolvencia, SAT perdona millones de pesos


La actual Administración federal canceló un adeudo fiscal por 92 millones de pesos a una empresa propiedad de Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano, quien se declaró culpable ante una Corte federal de Texas de los delitos de lavado de dinero del narcotráfico y distribución de cocaína.

Esta cancelación al empresario fue notificada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el 20 de agosto de 2019.

El pasado jueves 10 de octubre, el SAT también canceló una deuda por 7 mil millones de pesos a Leadman Trade S.A. de C.V., empresa que fue utilizada en el fraude de la financiera popular Ficrea, que afectó a 6 mil ahorradores en ocho estados.

El accionista mayoritario tanto de Leadman Trade como de Ficrea era Rafael Antonio Olvera Amezcua, quien está detenido en Texas, en espera de su extradición, acusado de haber desviado el dinero de los ahorradores para adquirir vehículos e inmuebles de lujo para beneficio de él y su familia, según detalla Reforma.

En el listado de los adeudos cancelados entre agosto y octubre de este 2019 están, además, seis empresas involucradas en la llamada “Estafa Maestra”, a las cuales el actual Gobierno federal les perdonó el pago de 3 mil 647 millones de pesos de impuestos.

En una hoja informativa, el SAT precisó que las cancelaciones de los adeudos se dan por “insolvencia del contribuyente, la cual se determina una vez agotado un proceso de investigación en el que los agentes fiscales no logran localizar bienes susceptibles de embargo con los que se pueda cubrir el crédito fiscal”, según Reforma.

Sin embargo, al menos dos empresas dedicadas a la distribución de combustible, en las que Muñoz Luévano aparece como accionista, todavía operan en Coahuila, mientras que al defraudador de Ficrea las autoridades de justicia le han identificado múltiples bienes en Estados Unidos.

Entre agosto y octubre de este 2019, el SAT ha cancelado 13 mil 934 adeudos fiscales por un monto superior a los 126 mil millones de pesos, según bases de datos oficiales obtenidas y procesadas por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

El mayor adeudo cancelado corresponde a Mex-US Steel de Tamaulipas, una empresa presuntamente fantasma creada en julio de 2015 por dos jóvenes residentes en colonias populares de Matamoros, a la que el SAT le perdonó el pago de 9 mil 944 millones de pesos.

Comentarios