in , ,

Por los niños

En el tintero

Por Jessica Rosales

Este lunes arranca el ciclo escolar en medio de la tercera ola de Covid-19 que ha golpeado fuertemente a la población joven, además con variantes Delta, Alfa, Gamma y Beta, mucho más contagiosas que el virus original.

De ahí la gran preocupación de padres de familia por enviar o no a los niños a clases presenciales, pues aunque son uno de los grupos, presuntamente menos vulnerables al virus no están exentos.

Datos de la Secretaría de Salud revelan que al 15 de agosto en Coahuila existen 2 mil 762 contagios en menores de 18 años, así como 21 defunciones en este grupo de población.

El Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes en Coahuila (Sipinna) insiste que debido a ello debemos cuidarlos y extremar precauciones independientemente de los semáforos epidemiológicos.

Del total de casos 517 se trata de niños de 0 a 5 años de edad, 635 de 6 a 11 años, mil 607 de 12 a 17 años; y de las 21 defunciones, 9 son mujeres y 12 hombres.

Sin embargo, es importante mencionar que, de acuerdo a especialistas en salud, las defunciones reportadas se tratan de niños que tenían comorbilidades, es decir, otro tipo de padecimientos, como diabetes, obesidad, malformaciones, etc.

Cabe mencionar que 122 de los contagiados ni siquiera habían completado el año de edad, 98 tienen un año, 77 tienen dos años, 65 tres, 86 cuatro y 73 cinco, niños que se contagiaron y cuya edad, según los expertos, no es viable que utilicen cubrebocas.

Es por eso, que la autoridades educativas y sanitarias, apelan a la conciencia y responsabilidad de padres de familia, pues en la medida que cumpla los protocolos y no tenga movilidad con los niños se vitarán los contagios.

La mayor parte de los contagios en la estadística de menores se da en los 17 años con 382 casos, le sigue 16 años con 350, 15 años con 286, 14 con 227, 13 con 207; y 12 con 155.

El pico más alto se da en julio y agosto, casualmente en el periodo vacacional, por lo que es importante que si la familia acudió a algún destino de playa o a cualquier sector turístico de otra entidad, el padre de familia informe a la escuela de esta situación y se quede confinado en casa hasta que pase el plazo en que podría ser portador del virus con o sin síntomas.

Aún y con los esfuerzos de las autoridades, ninguna acción funcionará si no tenemos un buen comportamiento ciudadano, por lo que en la medida que usted se cuide y cuide a sus hijos nos cuida a todos.

Así que es importante la corresponsabilidad frente esta pandemia para que el curso del ciclo escolar sea exitoso, pues los más beneficiados, sin duda, serán nuestros hijos

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

Zermeño nunca tiene la culpa