Preocupa que economía siga mal después del primer año de AMLO


Los presidentes mexicanos tienden a no hacer que la economía comience a volar cuando asumen el cargo por primera vez. Los últimos seis líderes vieron cómo la economía se contraía en un promedio de 0.4% durante su primer año.

Pero disfrutaron de un crecimiento de 3.5% en su sexto y último año. Por lo tanto, puede no ser una sorpresa que México apenas crezca en 2019, el primer año de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, a los economistas les preocupa que esta vez persista el malestar, señala un análisis de la revista The Economist.

López Obrador llegó al poder por la indignación popular contra el statu quo. El populista de izquierda quiere centralizar el poder, aumentar el alcance del estado y equilibrar los libros, todo mientras alcanza un crecimiento anual del PIB del 4%, “el doble del crecimiento logrado en el período neoliberal”.

La confianza del consumidor, que se disparó después de la toma de posesión de López Obrador, se ha desplomado. Los fabricantes están luchando: en el último año, las importaciones de bienes de capital disminuyeron un 16% en términos de dólares, la mayor caída desde la crisis financiera mundial.

Las exportaciones, que alguna vez fueron un punto brillante, están creciendo lentamente, afectadas por la lenta demanda en Estados Unidos. Las amenazas del presidente Donald Trump, primero de romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y luego de imponer aranceles a México para disuadir la migración.

Comentarios

Anterior Lerdo, al pendiente de la salud de los estudiantes
Siguiente Con polémica, Chávez Jr. regresa al boxeo ante Jacobs