in , ,

¿Qué censura el INE en las mañaneras?

Por: Rafael G. Vargas Pasaye

Como anillo al dedo le viene a la narrativa gubernamental que encabeza Andrés Manuel López Obrador que el Instituto Nacional Electoral (INE) llame a la censura de las conferencias de prensa matutinas que de lunes a viernes cobran vida en Palacio Nacional, sin embargo depende la interpretación y la fuente como debe tomarse esta información.

Para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y voceros que le acompañan por ejemplo, “La ley permite que el Presidente haga conferencias de prensa, y que estas se transmitan, es decir, que informe. El Presidente (sic) tendrá que seguir informando” (Martí Batres, El Universal, 15 de enero). O el dirigente nacional Mario Delgado, quien en sus redes sociales publicó un video donde señaló: “Nos parece lamentable que desde el INE, la institución encargada de promover la democracia en nuestro país, ahora se busque censurar al presidente de la República, poniéndole marcaje personal y lupa a sus declaraciones, cuando es un presidente que a diario cumple con su compromiso de tener un gobierno transparente y cercano al pueblo”.

El presidente de México por su parte ha dicho que nadie puede estar por encima de la ley, quizá le ha faltado señalar un “incluyendo a quien lo dice”, pues lo cierto es que el Consejo General del INE le ordenó a él así como a las y los titulares de los poderes ejecutivos en las entidades, abstenerse “de pronunciarse en materia electoral para no transgredir los principios de imparcialidad y neutralidad en la contienda”.

El Presidente del INE, Lorenzo Córdova, en un video publicado el 12 de enero en sus redes sociales aclaró el punto basado en la ley misma, afirmó en relación a las conferencias de prensa matutinas que “nadie ha propuesto suspenderlas o cancelarlas”, sin embargo la ley señala que la propaganda de gobierno no tiene cabida en periodo electoral, y así lo dice la ley en el Artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales: “Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales, y hasta su conclusión de las jornadas comiciales, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

Por su parte el consejero electoral Ciro Murayama (El Universal, 16 enero), escribió: “el INE definió que el mandatario [AMLO] ha de ‘abstenerse de abordar temas relacionados con el ejercicio de las prerrogativas de los partidos políticos (financiamiento público y acceso a radio y televisión); vida interna de los partidos políticos nacionales y locales; candidaturas de partidos políticos e independientes (registro, postulación, entre otros); cargos de elección federal y local; etapas del proceso electoral federal y locales; frentes, coaliciones electorales, fusiones, alianzas nacionales o locales; plataformas electorales; campañas electorales; estrategias electorales de cualquier fuerza política nacional o local, así como a encuestas de intención de voto o preferencias electorales’. Fuera de estos temas muy acotados a la disputa político-electoral, el presidente puede tocar con plena libertad todo lo que estime oportuno, incluida, claro está, la información de la pandemia Covid-19”.

En suma es un debate que forma parte de la estrategia narrativa del gobierno federal emanado de Morena, pues es claro que el aparato de gobierno está activado en el terreno electoral: la vacuna, los servidores de la nación, las mañaneras, forman parte de ello, y ahora quieren dibujar al INE como el enemigo de la democracia que quiere acallarlos, y aplicarles la sana distancia, y vale recordar que sí, que es el mismo INE que reconoció el triunfo de AMLO en 2018, y el mismo INE que Morena pidió ser el árbitro para definir a su dirigencia nacional.

@rvargaspasaye

Escrito por Redacción

Conoce la macabra teoría de lo que pasó con el cadáver de Mufasa en El Rey León

Amplía sus instalaciones la Facultad de Economía de la UAdeC