in , , , ,

¿Quién las defiende?

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

Cientos de mujeres salieron a las calles de la Comarca Lagunera el pasado fin de semana para exigir, nuevamente, el poder vivir en paz y seguras. Su grito, que no es nuevo, resuena fuerte pero las autoridades no las escuchan. Una y otra vez el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que la violencia contra la mujer va a la baja.

Sin embargo, la realidad es necia, se impone y desnuda los discursos políticos. El martes Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, reconoció que en los primeros cinco meses de 2021 los delitos de feminicidio y violación aumentaron.

El feminicidio tuvo un alza del siete por ciento y la violación del 30 por ciento. De acuerdo a datos oficiales de enero a mayo del 2021 se registraron 423 víctimas de feminicidio y 8 mil 623 de violación en todo México.

Obviamente son las cifras de los casos que se denuncian porque la cifra negra es más grande. ¿Cuántas mujeres a lo largo y ancho del país que son violadas o acosadas no denuncian por miedo a las represalias?

En la Comarca Lagunera tan solo en un fin de semana se registraron tres casos de feminicidio. Selina, de 16 años de edad, fue asesinada y luego calcinada en Lerdo; El cuerpo de Karla, de 31 años, fue encontrado en partes en el Cañón del Indio en Torreón; y el del Ilse, de 16 años, fue localizada al interior de una bolsa de plástico en los alrededores de una escuela en Matamoros.

Escuelas, centros de trabajo, la calle misma, ningún lugar es seguro para ellas. Es cierto cualquier persona sin importar género puede ser víctima de la violencia, pero ellas la sufren por el hecho de ser mujer. El pensamiento machista predomina en la sociedad, en los centros de trabajo e incluso en muchos niveles de gobierno.

En el sexenio de López Obrador se apuesta por negar la realidad violenta que se vive en el país en todas sus manifestaciones. Los “abrazos” no alcanzan a detener las balas que asesinaron este fin de semana a 18 personas en Reynosa, tampoco para evitar que cuerpos fueran colgados en Fresnillo.

La supuesta “paz” de este sexenio nos ha llenado de muertos. El total de homicidios dolosos en el sexenio, hasta el reporte presentado el martes, llegó a 87 mil 271, a este ritmo va a terminar por ser el sexenio más violento. Muy por arriba de las cifras de homicidios de los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

¿Quién las defiende a ellas?, ¿Quién vela por la seguridad en el país?, hasta el momento nadie porque todo se limita al discurso de pelear contra los “conservadores” porque es mejor desviar la atención en vez de ponerse a trabajar para solucionar el problema de la inseguridad.

Comentarios

Escrito por Redacción

Iván Gurrola, precursor de la transparencia en Durango: IDAIP

Don Eliseo Mendoza Berrueto y la educación superior universitaria en Coahuila