Revelan spots nunca vistos de Colosio


Tras aquél famoso discurso que Luis Donaldo Colosio Murrieta pronunció al pie del Monumento a la Revolución, el 6 de marzo de 1994, la campaña presidencial tomó otro aire. Hubo que arrancar con todo y hacer que se conociera realmente al candidato priista.

El publicista y colaborador de El Universal Carlos Alazraki recuerda cómo fue que el entonces coordinador de la campaña presidencial priista, Ernesto Zedillo, lo buscó: había que generar spots para el candidato Colosio.

Fueron dos materiales los que se quedaron en el cajón. No vieron la luz y estaban listos tres días antes de que Colosio Murrieta fuera asesinado en Lomas Taurinas, Tijuana.

“Nunca salieron esos spots, ya no hubo tiempo. Lo mataron”, comentó Carlos Alazraki.

En entrevista, relató que fue Ernesto Zedillo quien lo buscó apenas pasado el 6 de marzo de 1994, para encargarle la elaboración de la campaña de spots que lanzarían casi a finales de mes.

“Ernesto Zedillo me contrató después de que corrió a dos agencias [publicitarias] que no le funcionaron. Me preguntó que cómo podíamos repetir el discurso del 6 de marzo. Yo le dije que cómo quería repetirlo si ya estaba en todos lados. Él me respondió que debía repetirse para que no se olvidara.

“Entonces lo convencí de que lo que seguía era que se tenía que dar a conocer al candidato y ligar su lema de bienestar para tu familia”, recordó el especialista.

Alazraki relató que tras la reunión con Ernesto Zedillo, la cual habría terminado a las 12:00 horas, quizá del 14 de marzo de 1994, salió de la oficina y una hora después recibió la llamada del coordinador de campaña: “Mañana filmamos a la una de la tarde, me dijo”.

El publicista señaló que con Colosio él realmente se estrenaba en el área de marketing político.

Para grabar dos spots, Alazraki hizo valer algunas influencias y logró tener unos estudios de grabación, los cuales en aquél entonces tenía Televisa sobre Ejército Nacional, en la Ciudad de México.

“Logramos montar todo el set para que quedara como una biblioteca. A las 11:00 horas llegó Zedillo a inspeccionar. Donaldo arribó poco antes de las 13:00 horas, con unas corbatas, una de ellas era muy divertida. Yo le dije [al candidato]: ‘¿Qué es esto?’ Me respondió que era una corbata Versace. Se la quité para estar seguro de que nunca se la fuera a poner.

“Aquí tengo aún la corbata, la cual quiero entregarle a su hijo, Luis Donaldo”, rememoró.

Alazraki detalló que en un día se grabaron dos spots políticos, los cuales se tuvieron que realizar en varias ocasiones cada uno.

“Sobre todo porque entraba el director creativo [al set de grabación], Ernesto Zedillo, diciendo: ‘Coméntale que no hable tan rápido’. Entonces, yo le respondía que estaba hablando bien, pero insistía en que le dijera que no hablara tan rápido”.

De ahí uno de los spots que se quedaron en el cajón.

En el material se ve a Luis Donaldo Colosio en una biblioteca. Lleva puesto un traje oscuro, camisa blanca y una corbata grisácea. Aparece en escena con el cansancio acumulado de una campaña. Serio y convocando al electorado: “Ha llegado el momento de pasar de las buenas finanzas nacionales, a las buenas finanzas familiares. Desde ahora me comprometo a trabajar para que cada familia mexicana alcance el bienestar que sin duda se merece”.

Luego, desaparece la imagen de Colosio y aparece el emblema utilizado con una voz de fondo: “Colosio, bienestar para tu familia”.

El segundo spot fue el mismo escenario, con traje oscuro y corbata gariboleada: “Ha llegado el momento de poner fin a la angustia que a todos nos produce la falta de seguridad y la injusticia. Me comprometo a trabajar con toda mi energía para que nuestras familias cuenten con la seguridad de que la ley estará siempre de su lado. Colosio, bienestar para tu familia”.

Carlos Alazraki señaló que el 23 de marzo de 1994 estaba en una reunión con priistas detallando lo que sería la campaña de spots, cuando le llamaron por teléfono e informaron del incidente.

“A las 18:00 horas me enteré de que [Colosio] había muerto. Prendí la televisión y me puse a llorar”, afirmó.

El publicista creyó que su trabajo había terminado; sin embargo, Fernando Solís Cámara le llamó, en Semana Santa, y le pidió quedarse a trabajar con el nuevo candidato presidencial Ernesto Zedillo.

“¿Qué hubiera pasado si Donaldo hubiera ganado?, ¿después hubiera ganado Fox?, no tengo idea ¿Hubiera transformado al PRI?, no tengo idea ¿Hubiera sido un gran Presidente?, sí, sin duda”, apuntó.

Anterior 1994, trágico año de la familia Colosio
Siguiente Casi 2 mil empleos nuevos para Laguna de Durango