Riquelme ofrece vigilar los ductos de Pemex que abastecen Saltillo


El gobernador Miguel Riquelme ofreció a Pemex vigilar el ducto de 40 kilómetros que abastece desde Nuevo León a la terminal en Saltillo, para agilizar la entrega de gasolina, esto como parte de los acuerdos preventivos que se tomaron entre el Gobierno Estatal y los propietarios de gasolineras.

En una reunión realizada ayer en Palacio de Gobierno se dieron cinco primeros acuerdos que buscan prevenir el desabasto de combustible en Saltillo y su área metropolitana: el primero es ofrecer a Pemex la vigilancia del ducto de gasolina, para agilizar el traslado del energético, el cual se está haciendo exclusivamente con pipas.

Además se acordó tener operativos de vialidad en las diferentes estaciones que tengan gasolina para evitar filas; que Protección Civil realice vigilancia para prohibir la venta de gasolina en bidones de más de 20 litros; queda excluido el diésel, porque se afectaría al campo.

También se apoyará en territorio de Coahuila la agilidad de pipas de gasolina que vienen desde Ciudad Madero, Tamaulipas.
En la reunión se dio a conocer que sólo en Saltillo se consumen un millón de litros de gasolina al día en 98 estaciones de servicio de su área urbana, pero está llegando únicamente el 50 por ciento de ese combustible tras la decisión del Gobierno Federal de evitar su transporte por ductos.

Cada gasolinera tiene inventario para dos días; la mayor tardanza en la llegada del combustible es en la gasolina Premium, después en la Magna y el diésel no tiene problemas, de acuerdo con Miguel Dainitín Talamás, representante en la región de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

La reunión se realizó para “seguir tomando previsiones por si un dado caso el desabasto pudiera llegar a nuestro estado, y que dentro de los próximos días no mejoraran las condiciones de surtimiento de combustible en la entidad, pero sobre todo en la capital y en la Región Sureste”, dijo el gobernador Miguel Riquelme Solís.

Dainitín dijo que gasolina sí hay en México, pero está en las costas en los buques y se tardan dos días para descargar cada uno y llevarla por medio de pipas a todo el país; además otros factores incidieron en una alta demanda de gasolina: el regreso a clases, la afluencia de paisanos y a la región le afectó el cierre de la carretera Saltillo-Monterrey.

Comentarios

Anterior En 2018, disminuyó incidencia de delitos en Durango
Siguiente Ya no habrá Guardia Nacional; ahora será mando civil