in , , , ,

Riquelme, Olmos y Mery

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

En año electoral la fotografía cobra doble relevancia. El pasado 1 de enero en el inicio de labores de la LXII Legislatura del Congreso de Coahuila una imagen pasó a la historia. Los tres principales poderes del estado son ocupados por laguneros.

Ahí estaban Miguel Riquelme como gobernador, Eduardo Olmos como presidente de la Junta de Gobierno y de la Mesa Directiva del Congreso y Miguel Mery al frente del poder judicial. Si a la imagen le agregamos el resultado electoral donde el PRI arrasó con los 16 distritos, demostrando que Morena no es invencible y enviando al PAN al tercer lugar de las fuerzas políticas podemos aventurar que Miguel Riquelme tiene todas las piezas en orden para ejercer su mandato los próximos tres años sin mayor contratiempo.

Rodeado de su gente de confianza, de amigos de toda la vida como Eduardo Olmos (ambos iniciaron su carrera política prácticamente juntos) aunado al buen papel desempeñado para atender la pandemia, los temas de seguridad y de inversiones, el gobernador comienza a mover sus piezas con miras a la próxima elección, donde sin duda uno de los principales objetivos será recuperar la alcaldía de Torreón.

Román Alberto Cepeda será el candidato del PRI que buscará la alcaldía. A favor tiene el mal trabajo de la administración de Jorge Zermeño que tiene muy molesta a la ciudadanía y que ya le cobró una primera factura al no votar por ninguno de los cuatro candidatos panistas en la pasada elección de diputados locales.

En frente tendrá a Marcelo Torres y posiblemente a Luis Fernando Salazar. Tanto para el PRI como para Morena el factor Zermeño resulta un trampolín para sus aspiraciones mientras que para Marcelo Torres es un lastre. ¿Cómo sacudirse la mala imagen del actual alcalde de Torreón? En contraste Riquelme aparece en todas las encuestas como uno de los gobernadores mejor evaluados.

Aún falta tiempo para analizar cómo se llevan a cabo estas elecciones en Coahuila donde los ciudadanos habremos de elegir diputados federales y alcaldes. La foto obliga a pensar que si los resultados electorales se dan a favor del tricolor aunado al trabajo que haga Eduardo Olmos en el Congreso, donde mostrará su habilidad para negociar y su viejo colmillo en la política, se colocará de manera natural en la carrera que lo llevará a retos mayores.

En su intervención el pasado 1 de enero, Eduardo Olmos dijo que: “El congreso del estado es la expresión de las voces de los movimientos políticos y de los aconteceres del día a día del Estado… así que debemos de buscar que esas voces se escuchen de manera clara y contundente… el pueblo de Coahuila quiso que fuera el PRI los 16 distritos que están representados en este momento por mayoría… así que es lo que vamos a representar a partir del día de hoy”, agregó.

Afirmó que crearán alianzas para lograr acuerdos en temas relacionados a la salud, la economía y la tranquilidad de las familias coahuilenses.

Riquelme sabe ganar elecciones, lo ha demostrado en varias ocasiones y hoy teniendo a su gente de confianza a su lado va afianzando su mandato para consolidar su gobierno. Una imagen histórica que en varios grupos de whats circuló con el nombre de la toma de Torreón.

@lharanda

Comentarios

Escrito por Redacción

El próximo lunes 11 de enero se reanudan clases en la comarca lagunera de Durango

Cuestionan a AMLO por plan para eliminar órganos autónomos