Saltillo turístico


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

Históricamente Saltillo era considerado como un destino obligado para hacer negocios o realizar algún trámite, pero no como un lugar turístico. Hoy su realidad es otra gracias a estrategias como la Ruta del Vino, de los Dinosaurios, además de ser sede de eventos de deportes extremos e incluso de importantes festivales de rock.

Recientemente Blas Flores González, director de Fomento Económico y Turismo en Saltillo, dijo que la ocupación hotelera de un fin de semana normal de entre 52 y 55 por ciento, aumentó hasta un 65 por ciento. Indicadores que se traducen en una importante derrama económica para la ciudad de más de 67 millones de pesos.

El arranque de la Carrera Coahuila 1000, la competencia Saltillo Extremo, la fiesta patronal en honor al Santo Cristo, el Rodeo Saltillo, el Festival de la Paella, el Festival de rock Zapal, la Feria de Saltillo y el Encuentro Internacional de Opera, son algunos de los eventos que han permitido a Saltillo aumentar su oferta turística y por ende generar riqueza entre los habitantes, ya que los negocios locales son los principales beneficiados con una mayor afluencia de visitantes. Aunado a esto se encuentran los Museos del Desierto, de las Aves, además de una amplia gama de restaurantes para todos los gustos.

Es importante recordar que Saltillo obtuvo en Los Cabos la estafeta para ser sede del Congreso Nacional de la Industria de Reuniones 2020, evento internacional que espera la llegada de 3 mil participantes en agosto del 2020.

De acuerdo a los teóricos en políticas públicas, en los municipios el turismo opera como “fuente de oportunidades para la modernización socioeconómica y cultural de un área geográfica, siendo el patrimonio un factor de cohesión social por las importantes sensibilidades a las que afecta”. Prueba de ello son el programa de Pueblos Mágicos, el cual ha cambiado la realidad de muchos municipios en el país. A nivel local el máximo ejemplo es Parras.

El turismo trae desarrollo y potencializa a los municipios, de ahí que la apuesta del alcalde Manolo Jiménez, sea la correcta. Los indicadores en seguridad, aunado a la promoción, permiten detonar esta actividad en Saltillo y convertirlo en un polo atractivo para un sector que antes no volteaba los ojos a la capital del estado.

A la par existe un mayor esfuerzo del ejecutivo estatal para promover todo Coahuila. Estrategia que ya comienza a dar resultado, recientemente el gobernador Miguel Riquelme informó que la entidad registró un crecimiento de 4 por ciento en turismo durante el verano, registrándose una visita de un millón 273 mil personas, que dejaron una derrama económica de mil 200 millones de pesos durante las vacaciones de verano 2019.

De esta forma el turismo puede conformarse como parte integral de un desarrollo sostenible equilibrado, donde todos los habitantes de Coahuila, y particularmente de Saltillo, obtengan un beneficio y una oportunidad para generar riqueza.

@lharanda

Anterior De gemelos y nonillizos
Siguiente Policías en activo, mitad de los secuestradores procesados