in , , ,

‘Scream’, la franquicia que revivió y cambió el género ‘slasher’ para siempre

“Alguien ha llevado su amor por las películas de terror demasiado lejos”, ese fue el slogan de “Scream” en 1996, la popular película que nos traumatizó y la principal razón por la que ahora no podemos ver una máscara blanca sin pensar en múltiples asesinatos. Precisamente ese amor por las películas de terror le permitió hace 25 años al escritor de “Scream” revivir un género moribundo, y cambiar la cara del terror en los años venideros. No hay mejor ejemplo de su influencia que las recientes producciones de Netflix como la trilogía de “La Calle del Terror” y “Hay alguien en tu casa”, o el homenaje de “American Horror Story: 1984” de Ryan Murphy, podríamos decir que vivimos una segunda época de oro para el slasher.

Y esta época a no podría estar completa sin “Scream”, que más de dos décadas después regresa este 13 de enero con su quinta entrega, con su antiguo elenco y con un nuevo asesino imitador que se ha puesto la máscara de ‘Ghostface’ para resucitar secretos del pasado. Más allá de mirar al futuro, es hora de mirar hacia atrás y analizar cómo fue todo antes de “Scream”.

REVIVIR UN GÉNERO MUERTO

En 1990, el género slasher (aquel donde todos huyen de un asesino enmascarado) se encontraba en un punto de inflexión, tras el estreno de “Halloween” en 1978 y su éxito que generó muchas películas como “Pesadilla en la Calle Elm” (1984) y “Viernes 13” (1980), las ganancias en taquillas disminuían, por lo que se consideraba que el género estaba relativamente muerto. Jason Voorhees fue vencido en “Jason Goes to Hell: The Final Friday” (1993) y Freddy Krueger finalmente fue asesinado en “Freddy’s Dead: The Final Nightmare” (1991). Mientras tanto, Michael Myers había sido relegado a secuelas baratas como “Halloween 6: The Curse of Michael Myers” (1995)… parecía que la mayoría, o la gran mayoría de estas queridas franquicias, estaban muertas o estaban perdiendo relevancia rápidamente.

Sin embargo, el amor todo lo puede, y el escritor Kevin Williamson buscó hacer un homenaje a estas queridas franquicias al hacer su propia película slasher y escribir “Scream”. La película se convirtió en un éxito de taquilla y un favorito de la crítica, una rara hazaña para un género conocido por ser rentable para el público y pobre para la crítica. La película fue la más taquillera en ese momento, un récord que mantuvo de manera impresionante hasta que “Halloween” en 2018 la destronó.

EL ELENCO MÁS FAMOSOS

El siguiente elemento del éxito de “Scream” provino de su casting. Las películas de terror se consideraban películas de ‘Nivel B’, por lo que a menudo empleaban actores desconocidos e inexpertos. Por supuesto, el género puede generar estrellas como Jamie Lee Curtis de “Halloween”, Kevin Bacon de “Viernes 13” o Johnny Depp de “Pesadilla en la Calle Elm”. La diferencia en “Scream” fue la decisión de elegir actores conocidos para la película, lo cual agregó credibilidad al proyecto y fue uno de los factores por los que Wes Craven finalmente accedió ser el director.

El primero gran nombre que consiguieron fue Drew Barrymore -conocida hasta ese momento por su papel en “ET”-, el casting de Barrymore fue un gran éxito y su firma atrajo a otros actores al proyecto. Luego, el elenco se completaría con actores conocidos en ese momento, como David Arquette, Neve Campbell, Matthew Lillard, Rose McGowan, Skeet Ulrich y, por supuesto, Courtney Cox, quien era muy conocida por “Friends”. De hecho, el elenco fue el gran impulso del marketing de la película, en lugar de promocionar al asesino con la máscara, los carteles promocionaban a sus estrellas.

REPLICAR EL ÉXITO

Finalmente, el éxito de “Scream” generó numerosas películas slasher durante la década, todas tratando de replicar la fórmula de Kevin Williamson. El humor y la naturaleza irónica de la película se consideraron uno de sus puntos fuertes, porque se burló de todas las películas anteriores de terror. A menudo hacía referencia a estereotipos como la heroína virgen o la clásica escena del teléfono sonando sin parar. Debido a esto, muchas películas intentaron incluir más humor como “Urban Legend” (1998) que se burló de las muchas leyendas urbanas y de lo inverosímiles que eran. “Bride of Chucky” (1998) le dio a Chucky una novia a través de Tiffany. “Final Destination” (2000) convirtió la muerte en trampas mortales emocionantes, pero a menudo predecibles.

Incluso la comercialización de “Scream” fue replicada por sus competidores, de repente los carteles de películas no presentaban a ningún asesino. En cambio, las estrellas adolescentes que la promocionaban sí aparecían en el cartel, a menudo convirtiendo a la película en una revista para adolescentes. Un ejemplo de esta estrategia sería “Sé lo que hicieron el verano pasado” (1997), protagonizada por Jennifer Love Hewitt, Sarah Michelle Gellar, Ryan Philippe y Freddie Prinze Jr.

UN IMPACTO DURADERO

“Scream” se aseguró de que el género slasher llegara para quedarse y que las tendencias que estableciera estarían presentes durante la segunda mitad de la década de 1990. Las películas de terror luego cambiarían de marcha con trucos nuevos como la pornografía de tortura a mediados de la década de los 2000 con películas como “Saw” (2004) y “Hostel” (2005) o películas ‘caseras’ a principios de la década de 2010, como “Paranormal Activity” (2009). Sin embargo, la influencia duradera de “Scream” en el género se vería no solo por sus numerosas secuelas, sino también por las películas que inspiró.

“Scream” no es solo un ícono para el género slasher, sino también un ícono para la década de 1990. Su elenco, sus sustos, su humor y su banda sonora fueron elogiados, y con razón. Y aunque hay muchas películas antes y después de “Scream”, su éxito a menudo se duplica pero nunca se replica.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Citi pone a la venta a Banamex

Pago de pruebas Covid agrava la cuesta de enero