Se llenan de sangre las gradas del estadio de San Luis Potosí


El juego entre el Atlético de San Luis y el Querétaro se suspendió por una intensa batalla campal entre aficionados, en las gradas del Estadio Alfonso Lastras.

Aunque aún no es llamado clásico, la rivalidad entre el equipo potosino y el queretano data de hace varias décadas, dada la cercanía entre estas dos ciudades, por lo que esta enemistas salió a relucir en el primer encuentro entre los dos equipos desde que el Atlético regresó a la Primera División.

La zona visitante prácticamente lució como un campo de guerra, cuando las cámaras de televisión captaron a los fanáticos queretanos arrojando piedras a seguidores potosinos, luego de que los Gallos superaban a los locales en el marcador y con clara ventaja en el terreno de juego. Pese a que la policía hizo acto de presencia, los grupos de animación trataron de invadir otros sectores del recinto.

Los aficionados también se lanzaban barriles metálicos, trozos de madera y otros proyectiles. Algunos se agredieron a puñetazos o con sus cinturones.

El encuentro continuó por algunos minutos pero, al agravarse los choques, el árbitro Óscar Mejía detuvo las acciones. En un momento, las autoridades abrieron una reja, detrás de uno de los arcos, por la que era posible ingresar en la cancha desde el graderío.

Con la situación fuera de control, hubo aficionados del Atlético que aprovecharon para perseguir a los jugadores de su propio equipo para reclamarles el desempeño que los tienen en los últimos lugares. El juego se suspendió al 85, con el marcador de 2-0 en favor de los Gallos.

Pero la bronca no paró ahí, las broncas en el Alfonso Lastras fueron más allá de las gradas, ya que los jugadores se pelearon en el túnel del recinto. Los futbolistas del Atlético de San Luis y Querétaro también intercambiaron golpes y empujones cuando se trasladaron a los vestidores.

Algunos aficionados que alcanzaron a llegar a esa zona del inmueble se percataron de la situación de los profesionales.

Ni la Liga, ni la Federación Mexicana de Futbol han dado un reporte sobre lo sucedido. Tampoco existe todavía un parte de las autoridades sobre el número de aficionados lesionados.

Comentarios

Anterior Han asesinado a 310 policías durante la 4T
Siguiente Piden mejores estrategias contra la delincuencia