in , , ,

Se propaga por el mundo el misterio de los monolitos de acero

Obra de artistas, de alienígenas o una broma muy elaborada; sea lo que sean los monolitos que han aparecido —y desaparecido— por todo el mundo, lo cierto es que esto apenas está empezando.

Desde que fue descubierto el primero de estos el pasado 18 de noviembre en el condado de Red Rock en Utah parece como si esto hubiera abierto una caja de Pandora, pues cada vez han aparecido más, la mayoría en los Estados Unidos, pero también en algunos lugares de Europa y América Latina.

El 27 de noviembre el monolito, una estructura de cerca de cuatro metros de altura, aparentemente de metal sólido y clavado en la tierra, desapareció. Días después el fotógrafo Ross Bernards dijo que fue testigo del momento en que un grupo de cuatro hombres se removieron el gigantesco objeto y ese mismo día, en un video de Youtube, dos residentes de Utah que presentaron como Andy Lewis y Sylvan Christensen aseguraron que fueron parte de este grupo.

De acuerdo con su versión removieron el monolito, entre otras razones, por respeto a la naturaleza.

Bernards, por su parte, en una publicación que compartió en su cuenta de Instagram, comentó cómo sucedió el encuentro con los hombres que desmantelaron el monolito y, además de que narró con detalle cómo fue que lo retiraron, explicó porqué no los detuvo:

“Estuvo bien que lo quitaran”, expresó y recordó que luego de pasar la noche en el desierto subieron a una colina desde la que vieron “al menos 70 diferentes autos —y un avión— entrando y saliendo. Los autos se estacionaron por todos lados sobre el delicado paisaje. Nadie seguía un camino o a los demás, todos buscaban llegar al monolito desde cualquier dirección, permanentemente alterando el paisaje. La madre naturaleza es una artista, es mejor dejar el arte en lo salvaje a ella”.

Estados Unidos

El 2 de diciembre otro monolito apareció en la cima de un monte en una ruta de senderismo en Atascadero, California. En esta ocasión cuatro hombres se adjudicaron el haberlo montado: Travis Kenney, Randall Kenney, Wade McKenzie y Jared Riddle, aunque esta pieza solo duró hasta la madrugada del día 3 y a diferencia de la primera solo estaba puesta en el suelo, mientras que la de Utah estaba clavada en él.

Por esos mismos días en California también se produjeron otros eventos similares. El día 5 apareció uno en el Tree National Park, otro más el día 6 en la carretera 14 y un último 24 horas después en el condado de Los Ángeles. Todos desaparecieron tan rápido como llegaron.

Además de estos en los Estados Unidos también aparecieron dos más en Carolina del Norte y en Texas, mientras que uno en Pittsburgh fue una fabricación de una dulcería para “recordar a la gente que apoyen a los negocios pequeños”.

Europa

El viejo continente también fue testigo de este curioso fenómeno. El Reino Unido tuvo el suyo el 7 de diciembre en Compton Beach, y el día 9 se reportó la aparición de otro Glastonbury, que destacó porque algunos paseantes lo vieron tirado sobre la calle, momento en el que se pudo apreciar un grabado que decía “no es Banksy” junto a un stencil similar a las ratas del famoso artista anónimo.

Los días 10 y 11 de este mes también Finlandia, Polonia y Ucrania reportaron un monolito en sus respectivos territorios.

América Latina

En territorio de habla hispano el primero, y único hasta la fecha, de estos monolitos, se ubica en Paraguay, a unos cuantos kilómetros de la ciudad de Asunción, el cual apareció el pasado 12 de diciembre y es también el más enigmático, pues contaba con una inscripción en código morse, cuyo mensaje aún no ha sido revelado.

Escrito por Redacción

Mijares explicó por qué se divorció de Lucero

Intuban a Manzanero tras complicaciones por el Covid-19