in , , ,

Se reúnen Manolo y Chema para programar entrega-recepción

El alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas, y el alcalde electo, José María Fraustro Siller, se reunieron en la Presidencia Municipal con el objetivo de programar el proceso de entrega-recepción, el cual iniciará en octubre y se realizará de una manera ejemplar, organizada y una transparencia total.

En el encuentro coincidieron en que el apoyo del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís ha sido fundamental para el desarrollo de la capital de Coahuila, lo que ha permitido que se posicione como referente nacional en los rubros más importantes.

Se destacó que, gracias a ese apoyo, así como el trabajo coordinado con la iniciativa privada y la sociedad civil, se pudieron cumplir todos los compromisos que se establecieron con la ciudadanía.

Parte de esos compromisos fue el desarrollo de una entrega-recepcion ejemplar a raíz de que no la hubo en el 2017. Por ello uno de los primeros acuerdos de esta reunión fue formar una comisión entrante y una saliente; se acordó también que el proceso de entrega-recepción se llevará acabo a través de 5 bloques durante octubre y noviembre, donde se ira conociendo a detalle cada una de las áreas. En el primer bloque se presentarán las areas de la Secretaria del Ayuntamiento, Desarrolló Urbano y Desarrollo Economico. De igual manera se agenda para esta semana una reunión con el Consejo Ciudadano de Contraloría y el Contralor Ciudadano.

Por su parte, José María Fraustro Siller reconoció y agradeció la apertura para contar con un proceso de entrega-recepción de manera formal y que está a la altura de una de las mejores ciudades de México para vivir.

Afirmó que contar con información a tiempo acerca de la administración será de gran ayuda para continuar con el desarrollo de Saltillo y el bienestar de su población.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Certifica y reconoce el Cenapred a dos elementos de Protección Civil de Gómez Palacio

Revelan interrogatorio de Tomás Zerón creando la ‘verdad histórica’