in , , , ,

¿Se te subió el muerto? Checa en qué consiste este escalofriante fenómeno

Millones de personas en todo el mundo tienen alguna anécdota sobre la ‘subida del muerto’ pues algunos dicen haber visto sombras, escuchar risas o voces malévolas o ver criaturas apoderándose de sus cuerpos inmóviles.

El escenario es el mismo, te encuentras durmiendo tranquilamente, pero sin ninguna explicación te despiertas, pero te percatas de que no puedes moverte o hablar mientras un miedo inmenso se apodera de ti. Está pasando: se te subió el muerto.

Alrededor de 10 minutos, las personas quedan inmovilizadas, experimentando dificultades para respirar, así como alucinaciones auditivas, visuales, táctiles y olfativas.

Aunque así lo pareciera, este “falso despertar”, no es un fenómeno sobrenatural, sino tu cerebro.

El falso despertar está relacionado directamente con el estrés, pues cuando se viven momentos tensos o de preocupación, el cerebro no deja de trabajar para resolver dicha situación.

Estas sensaciones tienen una justificación médica, en realidad “no se sube el muerto”, sino que se experimenta una parálisis del sueño.

¿En qué consiste la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es una afección en la cual usted no puede moverse ni hablar cuando apenas se queda dormido o al despertar.

Durante un episodio de parálisis del sueño usted está totalmente consciente de lo que está pasando. Entre sus causas externas podemos encontrar:

• Horario de sueño irregular

• Dormir boca arriba

• Aumento de la ansiedad

• Uso excesivo de estimulantes

• Fatiga física

• Cambios significativos de la vida

• Algunos medicamentos.

Decimos que se “subió el muerto”, cuando el cerebro se inunda con el neurotransmisor acetilcolina, que suprime el tono muscular en todos los principales grupos musculares que no son autonómicos tales como el corazón, los intestinos y los pulmones.

Sin embargo, muchos pierden el sueño por la parálisis, lo que contribuye al insomnio y en realidad aumenta las probabilidades de otro ataque.

La parálisis se produce durante la transición del sueño y la vigilia, pertenece al subgrupo de los trastornos asociados con el sueño REM.

Dentro de este grupo se encuentran:

• Las pesadillas

• Parálisis del sueño

• Trastornos de comportamiento del sueño REM

Lo habitual es que aparezcan durante la infancia y disminuyan en la adolescencia.

¿Entonces, por qué decimos que se nos subió el muerto?

Los ataques de parálisis provocan un gran terror en el individuo, ya que le es imposible reaccionar, de ahí el origen de la expresión: “se me subió el muerto”.

Igualmente, puede provocar ansiedad o depresión crónica, además de un malestar que puede influir en los hábitos de sueño y por ende, de manera recíproca, cronificar los ataques. Para prevenirlas es necesario tener buenos hábitos antes de dormir.

Los criterios para el diagnóstico son:

Gravedad:

Leve: menos de una vez al mes.Moderado: más de una vez al mes, pero menos que una vez a la semana.Grave: al menos una vez por semana.Duración:

Aguda: un mes o menos.

Subaguda: más de un mes, pero menos de seis meses.

Crónica: 6 meses o más.

Según la clasificación de la ICSD (2005), la parálisis puede darse en tres formas:

• La primera es de forma aislada, en individuos sanos, presentándose generalmente al despertar.

• La segunda de forma familiar, transmitida genéticamente y con desarrollo predormital.

• La tercera como síntoma dentro de la narcolepsia.

En las dos últimas, la parálisis des más común durante el inicio del sueño.

El curso de la enfermedad también varía respecto a su forma, se produce en casos aislados, donde su causa generalmente está ligada a factores de condicionamiento exógenos, mientras que, en las formas familiares y vinculadas con la narcolepsia, los episodios tienden a ser crónicos, dependiendo también de factores de condicionamiento externos.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Expertos aseguran que los KN95 son la mejor opción para prevenir los contagios

Ya está disponible ‘Eternals’ en Disney+