in , ,

Senadores aseguran que están duros los cañonazos por reforma

A unas horas de que se discuta y vote en el pleno del Senado la minuta para prolongar hasta 2028 la participación de militares en la seguridad pública, Morena provocó una grieta en el bloque opositor al reclutar al senador panista Raúl Paz Alonso, mientras que legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) tienen dudas sobre el sentido de su voto.

Morena y sus aliados cuentan en el papel con 76 de los 86 votos que se requieren para aprobar la reforma con las dos terceras partes de los senadores, por lo que necesitan el apoyo de 10 legisladores de oposición. Sin embargo, las ausencias también cuentan, debido a que por cada dos senadores de oposición que falten a la sesión, la bancada mayoritaria se acerca un voto a la mayoría calificada.

Las pláticas en el Senado son encabezadas por el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y líder de Morena, Ricardo Monreal, quien dialoga con opositores para persuadirlos de la importancia de que apoyen la reforma que propuso el PRI en la Cámara de Diputados.

Monreal Ávila afirmó que revisa algunas alternativas, aunque apuntó que será hasta que se realice la votación cuando se sepa cuántos se convencieron.

“Estoy hablando, no podría adelantar porque tengo que revisar redacciones y estamos revisando y platicando, dialogando con todos, como siempre lo hago, sin ninguna precipitación, con un compás de diálogo y de reflexión”.

En la labor de convencimiento también participan funcionarios de las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional y Marina, además de gobernadores, que presionan a los senadores de oposición de su estado para que apoyen la reforma.

En la búsqueda por los votos las negociaciones de Morena rindieron un fruto inesperado: la incorporación a sus filas del hasta ayer senador panista Raúl Paz Alonso, lo que tomó por sorpresa a Acción Nacional, que acusó juego sucio del partido oficial.

El coordinador de la bancada panista, Julen Rementería, afirmó que Paz Alonso se vendió a cambio de la candidatura al gobierno de Yucatán en 2024, y descartó que se presenten más deserciones en su fracción.

“Esto habla de un trueque de cosas, donde Morena, con su poder corruptor, está en su máxima expresión buscando comprar con la premisa de que en política lo que tiene precio es barato”.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Democracia está en retroceso a nivel global: Lorenzo Córdova

Adam Levine asegura que no fue infiel… solo ‘cruzó la línea’