in , , , ,

Spotify quiere ganar la guerra de los podcast

Uno de los grandes fenómenos que surgieron a raíz de  la pandemia fue el aumento en el consumo del streaming, y no solo audiovisual. Millones de oyentes de todas las edades recurrieron a la música en línea y a los podcasts para superar los momentos más oscuros de este atípico año. Spotify sin duda ha sido una empresa que ha cosechado los frutos de este cambio de paradigma, todo gracias a su directora comercial de contenido y publicidad, Dawn Ostroff, quien ha estado ocupada construyendo una amplia biblioteca de podcasts y transmisiones publicitarias a nivel mundial.

Más allá de la música, Spotify ahora tiene una biblioteca con más de 2 millones de podcasts en su plataforma en diferentes idiomas que abarcan intereses que van desde los cómics y la política hasta los deportes. “Nuestro objetivo es ser el número uno en podcasts”, dijo Ostroff durante una conferencia en el Transforming Media de CNBC Evolve.  Y es que en los últimos meses celebridades de alto perfil como el expresidente Barack Obama, la exprimera dama Michelle Obama, las Kardashian y Joe Rogan han firmado contratos de exclusividad con la compañía, y su última adquisición, Meghan Markle y el Príncipe Harry, prometen un gran futuro para el podcasting.

La compañía de producción Archewell Audio de Megha y Harry creará programación exclusivamente para Spotify. Entre ellos estarán los podcasts presentados y producidos por los propios Duques de Sussex, con el objetivo de “construir una comunidad a través de experiencias, narrativas y valores compartidos”. Se espera que la primera serie de podcasts de Archewell Audio para Spotify se estrene en 2021. Antes de eso, las compañías lanzarán un especial navideño presentado por Harry y Meghan con “historias de esperanza y compasión” antes de Año Nuevo.

EN BUSCA DE TALENTO

Barack Obama y Michelle Obama también firmaron un contrato de varios años para producir podcasts exclusivamente para Spotify, a través de su empresa de medios Higher Ground Productions. Los acuerdos de Spotify con celebridades también han inquietado a otras personalidades, incluido a los encargados de DC Comics, quienes le permitirán al streaming hacer programas narrativos y vender anuncios sobre personajes de DC Comics, como Batman y Harley Quinn.

Menos celebrado, pero no menos importante, es el fichaje de influencers por parte de Spotify, uno de sus últimos grandes aciertos. “Ha sido más fácil de lo que uno podría pensar convencer al talento para que se una a este nuevo horizonte que estamos construyendo”, dijo Ostroff, quien aseguró que gran parte del crecimiento en los suscriptores, fue la gran oferta de podcast en la plataforma.

UNIÉNDOSE CON LOS MEJORES

En noviembre, la empresa adquirió la empresa de tecnología publicitaria Megaphone en un acuerdo de 235 millones de dólares. Megaphone ofrece tecnología para editores y anunciantes de podcasts que buscan espacios específicos en los podcasts. Ofrece herramientas de alojamiento, distribución e inserción de anuncios de podcasts para creadores como ESPN y The Wall Street Journal, y los anunciantes pueden usar la tecnología de la empresa para encontrar audiencias que gusten de su contenido.

Además, en febrero, Spotify adquirió la empresa de noticias deportivas y de entretenimiento The Ringer. El año pasado, adquirió Gimlet Media Anchor por un total de aproximadamente 340 millones de dólares. También compró Parcast por aproximadamente 55 millones de dólares, una compañía que se ha encargado de traernos podcast que se han hecho muy populares en México como los de crimen y misterio. “Hay muchas formas en las que el negocio de los podcasts puede seguir cambiando y creciendo. Hay tantos creadores ahora. La clave es mantenerse al día o a unos pasos por delante de sus clientes para que puedan entregar el contenido que desean”, comentó en aquella conferencia Ostroff.

Dawn Ostroff, directora comercial y de publicidad de Spotify, se ha encargado de crear una amplia biblioteca de podcast.

Escrito por Redacción

Revelan que Pemex ocultó contratos con la empresa suiza Vitol

Irina Baeva le dice adiós al bralette