in , ,

¿Tiempos de sensibilidad?

En el tintero

Por Jessica Rosales

Estamos a pocos meses del inicio de la jornada electoral en Coahuila para renovar la gubernatura y el Congreso del estado; sin embargo, desde hace varios meses los aspirantes a los distintos cargos públicos comenzaron a publicitar su imagen y muchos de ellos apostando a la tragedia, mostrando su “sensibilidad” ante hechos que ocurren en nuestra comunidad.

Llama la atención que todo lo que pasa en Coahuila sin importar lo que sea sirve de pretexto para que intervenga la Secretaría de Seguridad Pública federal. Resulta que mientras arden entidades como Zacatecas, en donde la inseguridad está a la orden del día, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, está más ocupado, no necesariamente preocupado, en lo que acontece en esta entidad.

La tragedia minera que dejó sepultados a 10 trabajadores en Pinabete en San Juan de Sabinas, fue el reflector perfecto para que el expriista hoy de Morena, aprovechara la situación para destacar en “Las mañaneras” de Andrés Manuel López Obrador y posicionar su imagen, pese a que se trataba de un asunto exclusivo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y Protección Civil federal.

Mención aparte la reciente columna que escribió el periodista Carlos Loret de Mola quien evidenció la “sensibilidad” del funcionario ante estos hechos, pues a dos días de declararlos muertos y sepultados, Mejía Berdeja organizó un fiestón al que acudieron importantes figuras políticas.

La madrugada de este jueves Múzquiz y comunidades como Palaú amanecieron con los estragos de una inundación que igualmente, aunque es un tema de Protección Civil, la alcaldesa Tania Flores aseguró que se solicitaría el apoyo a la Secretaría de Seguridad Pública federal ¿Cómo para qué?

Otro detalle que no pasó desapercibido fue el de la alcaldesa Tania Flores, quien desde muy temprano anduvo en el lugar de los hechos visitando los sitios afectados por las fuertes lluvias que inundaron casi al 70 por ciento de la población, de acuerdo con las declaraciones que ella misma emitió.

Se sabe sobre los roses que ha sostenido la alcaldesa con el Gobierno del estado; sin embargo, en un momento tan relevante lo de menos son los colores, los partidos y quien brinde los apoyos necesarios pues la prioridad es la población.

Resulta que la alcaldesa de carácter fuerte, aguerrida y frontal se mostró vulnerable ante estos hechos, pues hizo varias publicaciones en donde además de las gráficas de la inundación lucía su rostro cubierto de lágrimas. ¿No debe una gobernante hombre o mujer mostrar tal fortaleza ante hechos de este tipo para generar la confianza y esperanza de los damnificados?

Me parece que la alcaldesa debió dejar sus lágrimas en el ámbito de lo privado, pues en este momento se requiere fuerza y acciones para poder atender a quienes han perdido su patrimonio incluso seres queridos, pues reportan un deceso derivado de estos hechos.

Hay quien dice que las lágrimas fueron para lograr la simpatía de los habitantes de la región y ganar adeptos electorales. Haya como haya sido, es decir, aunque sus lágrimas fueran honestas que quiero pensar que así fue, insisto en que debió dejar sus emociones a un lado y actuar, pues los afectados seguramente requieren de un gran acompañamiento con sus propias emociones como para sanar la de las autoridades. Imagínese usted a los titulares de Protección Civil, Seguridad Pública a la que solicitará el apoyo, del gobernador llorando ante la tragedia, pues que mensaje estarían emitiendo.

Si bien son momentos políticos y electorales, usted ciudadano tenga mucho cuidado con la actitud que muestran los aspirantes a una candidatura de todos los partidos políticos, porque son los tiempos en que se tomarán una fotografía en la tragedia, le brindarán un abrazo, compartirán con usted la mesa, definitivamente con un objetivo. Depende de usted detectar en cual de ellos o ellas hay honestidad y en quienes es un hecho meramente efímero.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

La insensibilidad de la 4T