Tijuana, mitos y realidades


Por: Luis Guillermo Hernández Aranda

“Tijuana” es la nueva serie de Netflix. De esta forma la compañía de streaming vuelve a apostar por contenidos inspirados en hechos verídicos en México. Hace apenas un mes se estrenó “Colosio: La historia de un crimen” y ahora esta serie, ambas tienen en común, más allá de la frontera de México, su intención de desnudar los vicios del sistema político.

De acuerdo a la información oficial Tijuana es “la serie que rinde homenaje al quehacer periodístico desde la ciudad que alberga la frontera más visitada del mundo. En ella se dará a conocer la historia de un grupo de periodistas que por realizar su trabajo se ven inmiscuidos en asesinatos y amenazas. La serie relata la historia del asesinato de un candidato presidencial en las calles. Este hecho desencadena una investigación exhaustiva por parte de los reporteros de un periódico local”.

Mientras la serie de Colosio apuesta más a la ficción y al melodrama que a hechos verídicos, “Tijuana” es una serie mejor producida, con mejor guion y buenas actuaciones. La leyenda que se ha construido con el paso del tiempo del semanario Zeta y sus fundadores Jesús Blancornelas, Héctor “El Gato Félix” Miranda, y por supuesto su relación con Jorge Hank Rhon es el pretexto que da origen a esta historia.

Para quienes estamos inmiscuidos en el periodismo al momento de ver la serie es fácil identificar como, a pesar del cambio de nombres, Roberto Sosa interpreta al Gato Félix, mientras Damián Alcázar es Blancornelas y Rodrigo Abed, que en la serie da vida al empresario Mueller no es otro más que Jorge Hank Rhon.

A pesar de ser un buen acercamiento la serie no acaba de retratar a un personaje tan enigmático como Hank Rhon y apuesta más por la recreación y la ficción para atrapar a los espectadores.

De ahí que si usted está más interesado en conocer hechos reales de la historia le recomiendo leer “La Liturgia del Tigre Blanco. Una leyenda llamada Jorge Hank Rhon”, es el nombre del libro escrito por el periodista Daniel Salinas, que permite conocer la intimidad de este personaje que admira a Gustavo Díaz Ordaz y reconoce en Arturo “El Negro” Durazo a un buen policía.

El texto, que incursiona en la corriente de periodismo narrativo, se lee de una manera ágil y provoca indignación ante las historias de corrupción que se enmarcan en lo que muchos llaman un viejo PRI.

Esta biografía narrativa que presenta a un personaje siniestro, pero al mismo tiempo “filantrópico” que se define como soldado del PRI y que en junio de 2011 fue detenido por el ejército por acopio de armas para a los pocos días salir libre, no está exenta de un juego de espejos, sobre todo porque como alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon quebró al municipio, lo endeudó y aumentó los índices de violencia, todo esto al mismo tiempo que daba apoyos a los pobres y organizaba grandes espectáculos para celebrar el aniversario de la ciudad.

Jorge Hank Rhon es el retrato de una sociedad que le teme, pero que lo aclama después de que llevó a Tijuana el futbol de primera división con el equipo Xolos. Ahí en el estadio, en su palco, Hank Rhon se erige como el rey que es aclamado y que cada gol sirve para perdonar alguno de sus pecados. El libro de Daniel Salinas evidencia como la ficción de la serie Tijuana es por mucho superada por la realidad de un personaje tan corrupto como Jorge Hank Rhon.

Twitter: @lharanda

Anterior Eva Mendes no quería hijos, hasta que conoció a Ryan Gosling
Siguiente Después de 2 meses, termina huelga en la Narro