Tocaron la puerta, pero no abrimos: migrantes


Inició antes de lo previsto. En medio de la angustia y el estrés de las comunidades latinas por la amenaza del presidente de Estados Unidos Donald Trump de iniciar masivas redadas contra los indocumentados en diversas ciudades del país, reportes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), muestran que la madrugada del viernes, en  Immokalee, Florida, en el condado Collier, se llevó a cabo un intento para detener a indocumentados.

Ocurrió  en una zona agrícola conocida como Campo Rojo, donde viven unas 30 mil personas. Los agentes tocaron las puertas de varias casas. Nadie abrió, por lo que no hubo arrestos, pero sí momentos de pánico.

Celestina, una joven madre guatemalteca, quien vive con su esposo, su hija de un año y su papá, describió el momento aterrador que vivieron. “Tocaron la puerta de la casa, parecía que temblaba, tocaban demasiado duro. Sentía mucho miedo. Como nadie abría, se asomaron por las ventanas y alumbraron con una luz muy fuerte y se paseaban por todas las ventanas”, platicó.  “A mí me dio miedo, me fui con mi papá, me subí al cuarto de él para no tener más miedo”. Al final, los agentes se fueron.

Ese mismo día, el consulado de México en Miami había informado de  una importante presencia de agentes migratorios en Immokalee.  “Desde el 1 de julio, nosotros [el Consulado de México en Miami] hemos estado enfatizando mucho una campaña sobre conocer los derechos de las personas”, explicó Jessica Cascante, encargada de prensa. Otros consulados mexicanos dijeron haber hecho lo propio.

Entrevistado por Fox News, el director interino del ICE, Matthew Albence, dijo que no daría detalles de los operativos.

Comentarios

Anterior Alcoholímetro tuvo 117 infracciones este fin de semana
Siguiente En lo que va de 2019, han repatriado a más de 5 mil por frontera de Coahuila