¡Todos coludos…! 


En el tintero

Por Jessica Rosales

Un buen ejemplo es el que dará el Ayuntamiento de Saltillo, sancionando a todo aquél que incumpla con las disposiciones de salud para enfrentar la contingencia sanitaria, sin privilegios ni diferencias entre ciudadanos y servidores públicos.

Y es que en días recientes, se evidenció a través de redes sociales el festejo que organizó el regidor de Morena, Alberto Leyva, en la sala de regidores de la Presidencia Municipal con todo y mariachi, que provocó la indignación de los usuarios y sobre todo la exigencia de que se mida con la misma vara a funcionarios y ciudadanos.

El edil justificó dicho festejo, argumentando que se despedía a una asistente con una gran trayectoria con años de trabajo y muy querida por el resto del personal.

El asunto del reconocimiento no es cuestionable, sino la aglomeración, la nula sana distancia, el no portar cubrebocas, bueno con las más de 20 personas presentes en un sitio cerrado es suficiente para reconocer que incumplió con las medidas preventivas y puso en riesgo la salud de todos los asistentes y personas que conviven diariamente.

El alcalde Manolo Jiménez Salinas habló a respecto y advirtió que todos “coludos o todos rabones”, por lo que se evaluará la sanción que deberá aplicarse al regidor por desacatar las disposiciones del Subcomité de Salud de la región Sureste.

 “Todos coludos o todos rabones, por ahí no sabemos quienes estuvieron; más sí quienes organizaron, como marcan los protocolos. Estos son para todos quienes no los respete se le va aplicar las sanciones aprobadas por el subcomité”, señaló el alcalde.

Al respecto, el secretario del Ayuntamiento de Saltillo, Carlos Robles Loustaunau, señaló que la administración municipal reprueba los hechos que se dieron a conocer respecto a la convivencia que se llevó a cabo en el área de regidores del municipio, la cual viola loa protocolos sanitarios por la contingencia Covid-19, y detalló que se sancionará con una multa de hasta 50 mil pesos a quien fue el responsable. 

Robles Loustaunau, recordó que el Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste ha sido muy claro en dar a conocer las reglas de convivencia durante la actual contingencia, y detalló que se aplicará la sanción que el juez determine ante esta situación. 

La decisión del Ayuntamiento fue la adecuada, aunque sería adecuado que otros municipios tomen el ejemplo de Saltillo, pues en Torreón y otras ciudades se ha visto a servidores públicos violando las disposiciones para enfrentar la contingencia sanitaria y prevenir contagios, pero nada más no pasa nada.

Y al regidor, hay que decirle que todos quisieramos hacer festejos, reconocimientos públicos,  grupos, en masa, festejar la vida, la conclusión de un grado académico, muchos de nosotros simplemente salir a la calle, pero no es momento de hacerlo, porque están en riesgo muchas vidas, sobre todo, en este momento en que estamos en el pico más alto de la pandemia, con el mayor número de contagios y defunciones.

¡Paciencia! Esperemos que esta situación termine pronto y podamos abrazarnos nuevamente y festejar lo privilegiados que eramos y podríamos volver a ser sin esta contingencia.

Comentarios

Anterior El Covid no es un juego
Siguiente Trump y AMLO