Tras agarrarse a golpes, Kim y Kourtney Kardashian ya se reconciliaron


La semana pasada Kim Kardashian y su hermana mayor, Kourtney, escandalizaron a más de un televidente, luego de que en el más reciente episodio de Keeping Up With the Kardashians tuvieron una discusión que llegó a la violencia física.

Después de que el público se quedó con las ganas de saber cómo estaba la relación de las hermanas, Kim dio la cara y explicó al programa de Jimmy Fallon cómo se lleva a actualmente con su hermana mayor.

“Fue bastante intenso. Siento que ha sido mucho el resentimiento acumulado de Kourtney o simplemente siento que realmente ya no quiere grabar (el programa). Ella no es el tipo de persona que toma una decisión y dice: ‘Ok muchachos, No voy a filmar’. Pero ella venía a trabajar con una actitud todos los días, como para desquitarse con todos, desde el staff hasta nosotros, y realmente no tomaría esa decisión

Jimmy quiso saber cómo está actualmente la relación entre las hermanas y por lo que agregó Kim, las cosas han mejorado bastante.

“Kourtney y yo obviamente estamos bien ahora, pero suspendimos la producción durante una semana después de eso. Creo que todos estuvieron realmente conmocionados por un minuto y dijeron, este no es nuestro tipo de show, ¿qué está pasando? Queremos que todos se sientan cómodos y seguros.

“Realmente nunca recurro a la violencia como esa, pero ella me rasguñó tan fuerte, que ustedes no vieron, estaba sangrando. Cuando miré mi brazo y vi que realmente me había arañado y sentí todo en mi espalda, simplemente me acerqué y la abofeteé, contó Kardashian.

EL PLEITO

La discusión comenzó por un comentario de Kim acerca de la falta de ética profesional de sus hermanas, refiriéndose a Kourtney y a Kylie Jenner, ésta última acaba de cancelar su participación en un evento de Balmain debido a una infección de garganta por la que acabó siendo hospitalizada.

Kris Jenner recurrió entonces a Kim y le ofreció 400 mil dólares en efectivo a cambio de que se subiera esa misma noche a un jet privado y volara hasta París para sustituir a su hermana pequeña. Pero la más famosa del clan rechazó la oferta y aseguró en presencia de Kourtney, Khloé y Kendall que estaba harta de cargar con responsabilidades que no le correspondían.

Podría estar en mi lecho de muerte, y aun así yo me presentaría a trabajar. Y mamá lo sabe. Está acostumbrada a que Khloé y yo sigamos adelante, aunque nos estemos muriendo“, afirmó para enfado de las aludidas.

“Te comportas como si yo no hiciera una mi**da”, le reprochó Kourtney, claramente furiosa. “Te has montado esa historia en tu cabeza… y te voy a matar si vuelves a decir algo parecido. Me dejo el cu** trabajando y, aunque no quisiera y decidiera quedarme en casa con mis hijos, también estaría en mi derecho de hacerlo, im**cil“.

A partir de ahí la tensión fue en aumento hasta que llegaron a los golpes, que incluyeron una botella arrojada a la cara, patadas, forcejeos, bofetadas y amenazas.

Comentarios

Anterior Por primera vez en la historia, se cancela Wimbledon por algo que no es guerra
Siguiente Milagro en la celda 7, la película que todos buscan en Netflix