Washington apalea a Houston en Serie Mundial


El sueño de los Nacionales de Washington sigue intacto pues apalearon 12-3 a los Astros y vencieron a Justin Verlander, el otro “as” de la rotación de Houston, para inclinar la serie 2-0 y acariciar la posibilidad de conseguir su primer título de Serie Mundial.

Los pupilos de Dave Martínez lograron lo impensable: derrotar a domicilio a dos de los tres “ases” de la rotación texana en los primeros juegos del Clásico de Otoño; ahora viajan a casa con la esperanza de coronarse ante su gente.

Rápidamente los visitantes le cayeron a Verlander en la primera entrada con doblete de Anthony Rendón que llevó a Trea Turner y Adam Eaton a la registradora para ponerse al frente en la pizarra 2-0.

El panorama lucía cómodo para el abridor visitante, Stephen Strasburg, pero un cuadrangular de dos carreras de Alex Bregman emparejó los cartones a dos carreras por bando en la parte baja del primer rollo.

Después del daño en la primera entrada, los abridores se enfrascaron en un auténtico duelo de pitcheo, en el que ambos estuvieron dominantes en la lomita del Minute Maid Park y colgaron el cero durante cinco capítulos más.

Fue hasta la séptima entrada cuando el cátcher Kurt Suzuki rompió el embrujo del abridor local Verlander al conectarle cuadrangular solitario para inclinar la pizarra 3-2 a favor de los “Nats”.

Verlander, quien rompió el récord de más ponches en postemporada al llegar a 202, superando a John Smoltz (199), ligó su segunda derrota en fila luego de caer ante los Yankees en la serie de campeonato de la Liga Americana. Justin trabajó durante siete entradas con seis ponches, tres boletos y concedió siete imparables y un cuadrangular.

Pero la pesadilla de los Astros no culminó ahí; Howie Kendrick, Asdrúbal Cabrera y Ryan Zimmerman dieron de hit para sumar cinco carreras más y poner el 8-2. Por si fuera poco, un jonrón de Adam Eaton y otro de Michael Taylor pusieron el 12-3 definitivo, en una autentica práctica de bateo para los visitantes.

Luce Strasburg

Strasburg, de 31 años, había esperado largamente esta oportunidad. En 2012, unos dos años después de que se sometió a la cirugía de Tommy John, los Nacionales decidieron que proteger su codo era más importante que hacerlo lanzar en los playoffs.

Lo retiraron del grupo de peloteros en activo en la parte final de lo que era una campaña promisoria.

Ayer debutó en la Serie Mundial y aceptó dos carreras en seis entradas para llevarse la victoria, dio una base por bolas y ponchó a siete enemigos.

Se preguntó al mánager Dave Martínez qué ha permitido a Strasburg lucir tanto en estos playoffs.

“En primer lugar, tiene confianza para hacer las cosas, y en segundo, se ha convertido en un lanzador de élite, un pitcher de grandes juegos”, respondió el piloto boricua. “No se deja intimidar”.

Ahora la serie se mueve a la capital estadounidense, en donde el venezolano Aníbal Sánchez (11-8) buscará poner a los “Nats” a un juego de levantar el trofeo del comisionado. Por su parte, el mánager A.J. Hinch dará la pelota al diestro Zack Greinke (18-5) en el tercer juego de la serie, con la esperanza de mantener a los texanos en la pelea.

Comentarios

Anterior Imitador de José José asusta a Marysol Sosa
Siguiente Crean Comisión General Permanente de Investigación y Posgrado y renuevan vacantes en comisiones del Consejo Universitario