in ,

WhatsApp, la aplicación de mensajería más hackeada

Por: Salvador Hernández Vélez

Hace quince días hackearon mi aplicación de WhatsApp, y los hackers negros que lo hicieron, (porque según esto hay hackers blancos), empezaron a enviar mensajes a mis contactos a través de la aplicación que tenía asignada en mi teléfono móvil. En estos mensajes, les “pedía” que me apoyaran, porque el que esto escribe no podía desbloquear su cuenta móvil de banco, y necesitaba realizar un pago urgente, por lo que “solicitaba” que me depositaran una cantidad de dinero, en una cuenta que los extorsionadores proporcionaban. Esto estuvo sucediendo por más de una semana.

Desde unas dos semanas antes a este suceso, estuve recibiendo llamadas a mi celular de teléfonos desconocidos, de forma constante; nunca contesté esas llamadas. Por otra parte, recibí muchos mensajes que decían: “Usted tiene un nuevo mensaje de voz. Marque *86 para recuperar sus mensajes”. Un amigo ingeniero en sistemas me recomendó que quitara la aplicación de “Buzón de voz”, y llevaron mi celular a Telcel para desactivar esa aplicación. Me instalaron los “dos pasos” para que me protegiera de un futuro hackeo. Según dicen los expertos, los hackers transgreden una cuenta de WhatsApp para robar dinero, pero también hay quienes tienen como objetivo dañar a personas con “perfiles de alto riesgo”, como es el caso de gente de la política o de los medios de comunicación. Por ejemplo, Joaquín López-Dóriga publicó en sus redes sociales que le habían hackeado su cuenta de WhatsApp. En mi caso, recibí muchas llamadas de amigos reportándome el hackeo.

Otro tipo de mensajes que recibí fue: “Tu cuenta de WhatsApp está siendo registrada en un dispositivo nuevo. No compartas el código con nadie. Tu código de WhatsApp es: xxx-xxx”. O “Sigue este enlace para verificar tu número: v.whatsapp.com/xxxxxx”. El anterior mensaje lo recibí muchas veces, y nunca compartí el código. Tampoco nunca abrí el mensaje, porque me dijeron que podía recibir un archivo que infectaría mi dispositivo, y de esa manera tendrían acceso a mi cuenta de WhatsApp. Pero las llamadas continuaron, los mensajes al buzón de voz, y los intentos para acceder a mi cuenta de WhatsApp también, hasta que lo lograron. Hice todo lo que me indicaron para no ser hackeado.

Me recomendaron que en mi dispositivo móvil realizara “los dos pasos”. De un sitio de internet, un técnico de confianza tomó el siguiente procedimiento: “¿Cómo evitar hackeos de WhatsApp con la verificación de dos pasos? La verificación de dos pasos es un mecanismo que se puede activar para que al volver a registrar una cuenta de WhatsApp, se necesita un código PIN y una contraseña. Esta es la forma de activarla: 1.- Accede a “Configuración” en la página principal de WhatsApp. 2.- Escoge la opción “Cuenta”. 3.- Elige “Verificación en dos pasos”. 4.- Activa la verificación en dos pasos. Y lo instaló en mi aparato móvil. Sin embargo, me hackearon. Luego, me recomendaron que lo reportara para poder rescatar mi cuenta, y para que la empresa desarrollara más medidas de seguridad para evitar el hackeo. Después de haber hecho todo lo indicado por un técnico de confianza, me queda claro que la aplicación de WhatsApp es muy vulnerable.

Y ya que te han hackeado, la recomendación que me dieron es, avisar a mis contactos que hackearon mi cuenta. Pero eso no se puede hacer en la aplicación de WhatsApp hackeada, ya que la tiene el ciberestafador.

Entonces hay que recurrir a otras redes sociales para emitir la alerta. Mi experiencia es que es muy difícil que les llegue el mensaje de alerta a tiempo, a través de Facebook, Twitter, otras redes sociales o bien, por medio de amigos, para que no los sorprendan los estafadores.

Mi reflexión es que tan pronto como recibas una andanada de llamadas desconocidas, de invitaciones a recuperar mensajes en el buzón de voz, y de alertas sobre tu cuenta de WhatsApp, diciendo que la están queriendo registrar en un teléfono móvil extraño, informes a todos tus contactos en tu misma aplicación de WhatsApp que estás recibiendo un sinnúmero de intentos de hackeo y que si lo logran, seguramente les solicitarán dinero usando tu nombre, para que ya estén alertados. En mi caso, a pesar de que por todos los medios posibles informé que me habían hackeado, recibí muchas llamadas de mis contactos diciéndome sobre el intento de extorsión; por supuesto, no les había llegado el mensaje que envié.

[email protected]

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Entregan Paquete Económico del Estado para el Ejercicio Fiscal 2023

Salarios reales en México, estancados por más de una década: OIT