¿Y los libros de texto gratuitos?


En el tintero

Por Jessica Rosales

Severos problemas enfrentarán los maestros y alumnos de educación básica en Coahuila, no solo por las clases a distancia a las que obliga la contingencia sanitaria, sino por la falta de libros de texto gratuito para preescolar y primaria que podrían no llegar en el arranque del ciclo escolar el próximo 24 de agosto.

Y es que a decir del secretario de Educación, Higinio González Calderón, faltan millón y medio de libros de texto gratuito, prácticamente la mitad de primaria y la mitad de secundaria y, reconoce, será difícil de distribuir con el tiempo encima.

El asunto es que mientras los estados y la federación gastaban sus energías en echar culpas entre sí sobre el alto número de contagios por covid-19, ninguno se preparó para el tema del inicio del ciclo escolar.

A pesar de los esfuerzos del gremio magisterial, de los alumnos, incluso de los padres de familia, el tema educativo se verá seriamente afectado provocando un rezago importante, sobre todo, en los alumnos que están por concluir su primaria o secundaria, sin la calidad que implica llegar al último grado de cada nivel.

Por si fuera poco, tampoco han enviado los libros de las nuevas materias anunciadas por la SEP federal que son Vida Saludable y Formación Cívica y Ética.

En Coahuila en el pasado periodo escolar 2019-2020, se entregaron un total de 4 millones 590 mil 202 familias de libros de texto, entre las que se encuentran 433 para educación indígena, 211 de braille de primaria, mil 454 de macrotipo en primaria, 94 juegos de braille para secundaria, y 771 piezas de macrotipo en secundaria.

Los únicos que iniciarán sin esta problemática son los estudiantes de secundaria a quienes ya se está haciendo la distribución de los libros de texto gratuito.

González Calderón asegura que el año pasado ocurrió el mismo problema, los libros llegaron tarde y los maestros tuvieron que apoyarse de otros métodos; sin embargo, hay algunas voces que aseguran que pudo ocurrir una falla en la dirección de Servicios Regionales a cargo de Roberto de los Santos, pues probablemente no se hizo la solicitud de libros oportunamente.

Y es que en reciente junta el funcionario estatal indicó que la federación le dio a conocer que ya no llegarían más libros a Coahuila, ni ahora ni el 24 ni fecha posterior, y al cuestionarle cuándo fue que hizo dichas solicitudes o si existe un oficio con esa posición al respecto, simplemente no supo responder.

Los padres de familia, docentes y directores ya tiene planeada la logistica de distribución bajo la promesa de que los libros llegarían a más tardar el 15 de agosto, pero si ello no ocurre, el tema se tornará muy complicado.

Por su parte, la SEP anunció que por primera vez los libros de texto están disponibles en formato digital, lo cual debería servir como un apoyo no como una ley para los niños que, de por sí, están viendo complicada la nueva modalidad virtual para que le sumen una complicación más.

Veremos que responde la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito de la Secretaría de Educación Pública federal, que en el ciclo escolar pasado salió rápidamente a aclarar que el problema fue estatal, porque en ese momento se envió sólo lo que se solicitó. A ver ahora quien es responsable de esta omisión.

Comentarios

Anterior Roban información confidencial a CiBanco y la venden en la Dark Web
Siguiente La incredulidad por los contagios de Covid-19