Zeta Tijuana, el semanario que inspiró la nueva serie de Netflix


Un sinfín de historias, como la de la Diana Mia, una niña de apenas cinco años que fue violada y asesinada en Mexicali, son las que se plasman en Zeta Tijuana, un semanario que se ha caracterizado por sus investigaciones a fondo en donde salen a la luz casos de corrupción en los que se ven inmiscuidos políticos y funcionarios de la región (y de todo México), así como denuncias de narcomenudeo y narcotráfico.

Luego de años de haber sido fundado en 1980, éste periódico ha inspirado a Netflix para contar su siguiente historia. El lanzamiento, ante más de 190 países, se celebra hoy y te presentamos una entrevista con su protagonista, Tamara Vallarta.

“Ya en la segunda prueba, depués del casting, estaba yo con el director y con el productor, estaba con Hammudi Al Rahmoun y con Daniel Posada, y ahí fue que me enteré de lo que iba la serie y yo ‘uuuuuuh’, ¡me interesó más!”, dijo Vallarta sobre su participación en “Tijuana”.

La actriz, que también aparece en “La Bandida” de Amazon Prime, aseguró que éste es un homenaje a los periodistas de nuestro país. “Yo sí creo que la gente es buena (risas), pero te empiezas a dar cuenta de que no, que hay muchos acuerdos entre gente poderosa y se supone que éstas personas son las que nos defienden y ven por nuestra seguridad y no están haciendo nada”.

Según la sinopsis de “Tijuana”, cuando el candidato a la gubernatura de Baja California es asesinado en la calle, los reporteros de Frente Tijuana corren para cubrir la historia, pero los hechos que descubren son mucho más profundos que un asesinato. En ese sentido, Tamara Vallarta le da vida a Gabriela Cisneros, una reportera de Frente Tijuana. “Me pareció enorme e increíble ella (Gabriela),  fue también un reto, quieras o no había una responsabilidad, yo decía ‘estoy haciendo algo por la gente que hace todo por mí y por todos en el país’, entonces al saber eso sabía que lo tenía que hacer bien, y ahí uno solito se va poniendo unas cargas… tuve que informarme un montón, estuve platicando mucho con una amiga mía que es periodista, que me puso a leer todo, y a ver todo, y bueno, documentales brutales, libros, testimonios, hubo mucha investigación”.

“Éstos siguen en el ruedo”, mencionó la actriz en relación al equipo de Zeta Tijuana. “Éste periódico independiente se arriesga muchísimo, muy distinto a algunos medios que ya nos vamos dando cuenta, poco a poco, que pueden estar o comprados o que no se van a aventar tanto, o que están amenazados. Daniel Posada llevaba tiempo cercano a Zeta Tijuana, hubo también gente que estuvo ayudando en el cuarto de guiones, que eran periodistas, entonces sí se estuvo bastante cercano y empapado de anécdotas reales que inspiraron lo que hicimos nosotros”. Añadió que el equipo lo conformaron “compañeros y colegas divinos, fue un equipo muy amoroso y sí se verá que trabajábamos bien juntos”. El actor Damián Alcázar forma parte de la historia, además de Claudette Maille, Rodrigo Abed, Teté Espinoza, Rolf Petersen, Roberto Sosa y más.

Rosario Mosso, jefa de información de Zeta Tijuana, el semanario en el que se inspira la serie de Netflix, charló sobre el contacto que tuvieron los productores de la plataforma digital con el periódico tijuanense. “Vienen y platican con varios de nosotros como Adela Navarro y René Blanco, codirectores del semanario, con los reporteros, con tu servidora, habrán estado una o dos horas con nosotros, en otros casos regresaron, y estuvieron revisando los ejemplares de Zeta”, mencionó. Mosso trabaja para Zeta desde 1989, y desde el 2006 ocupa el puesto de jefa de información.

Confesó que el semanario continúa con el trabajo normal, y con todo lo que pasa en la frontera, pues aún no reciben tantas llamadas como la nuestra, “todavía no estamos en ese punto”. Quiso dejar en claro que “Tijuana” es una serie que solamente está inspirada en el semanario Zeta. “El hecho de que hayan venido con nosotros es porque nuestra historia representa de aguna manera, o representó de manera temprana, lo que sucedió y lo que está sucediendo en cuanto a la próblemática del periodismo en el país, fuimos un ejemplo temprano de los ataques por parte de los gobiernos, de los ataques por parte del crimen organizado y yo creo que eso fue lo que los acercó (Netflix) a nosotros, pero finalmente nos toman como una representación de lo que sucede en todo el país”.

El semanario ha pasado por momentos difíciles, su subdirector Héctor “El Gato” Félix Miranda fue asesinado en 1988, así como Francisco Javier Ortiz Franco en 2004, quien investigaba al crimen organizado en la ciudad. Además, la escolta de Jesús Blancornelas (fundador de Zeta), Luis Valero, también pereció en un ataque. ¿Aún así vale la pena? Se le cuestionó a Mosso: “Si no lo creyéramos no seguiríamos aquí, la próxima semana vamos a cumplir 39 años haciendo lo que hacemos, y en lo que refieres a los ataques, para nosotros las cruces en nuestro directorio son una inspiración para seguir adelante, no pretendemos ser policías pero creemos en la libertad de expresión y en el derecho de ser informado”.

Rosario Mosso, que el año pasado recibió el Premio a la Valentía (por la Fundación Internacional para las Mujeres en los Medios), aseguró que “a ratos puede ser frustrante”, el escribir e investigar sobre la descomposición  social, “pero al final cada viernes es satisfactorio cuando tenemos el trabajo terminado, porque sabemos que en este proceso de descomposición social hay gente que quiere algo diferente y”, finalizó.

Anterior El 'bombón asesino' dará la 'patadita' a los Algodoneros del Unión Laguna
Siguiente Pablo Lyle, de agresor a homicida