in , ,

Índice

Por Eduardo J. De La Peña

    En los repetidos tropiezos que ha venido teniendo Evaristo Lenin Pérez en este proceso electoral la nota común han sido descuidos que tuvieron como consecuencia, primero la cancelación de la coalición de la UDC con MORENA, y después que le hayan negado a  Lenin la posibilidad de ser candidato a la diputación federal por el primer distrito.

    Pero atrás de la improcedencia del registro de Emilio de Hoyos Montemayor como candidato a la alcaldía de Acuña hay algo aún más grave, pues ya no se habla de omisiones sino de acciones deliberadas para engañar a las autoridades electorales y a los ciudadanos.

    De acuerdo con el Tribunal Electoral, De Hoyos Montemayor aún después de que se revocó la coalición realizó actos de posicionamiento político y proselitismo hacia una supuesta alianza entre MORENA, PT y UDC.

    Incurrió, señalan los Magistrados, en un esfuerzo sistemático por eludir las consecuencias previstas en la normatividad electoral, así como una actuación procesal tendente a hacer caer en el error al Tribunal Electoral.

    Luego, para poder ser candidato de MORENA, intentó ocultar su participación en el proceso interno de UDC.

    Toda una maquinación, y ahora se dice agraviado y sale a acusar al Tribunal de obedecer ordenes del gobernador, en un intento de manipulación de la opinión pública, pues seguramente los ciudadanos no tienen presente lo que sin embargo Emilio sabe bien, los Magistrados electorales son designados por el Senado, donde MORENA tiene mayoría.

    El Emilio bajado de la contienda por tramposo, es muy diferente al Emilio que hace menos de seis meses desde la tribuna del Congreso local reconocía que los resultados alcanzados por el PRI en la elección de octubre eran la expresión de la voluntad popular manifestada en las urnas, producto de las condiciones políticas del país y de Coahuila.

    Sí, este mismo personaje en noviembre le reconocía a Riquelme que gobierna sin autoritarismos e imposiciones, “sin infundir miedo o verter amenazas a propios y extraños”.

    Riquelme no ha cambiado, De Hoyos sí, y peor se pondrá si Lenin Pérez se sale con la suya y consuma la traición que comenzó a maquinar en días pasados perfilando a “su cachorro” para sustituir a Emilio en la candidatura a la alcaldía de Acuña.

    Ha mantenido dos ideas Lenin en sus mensajes de los últimos días, la participación del “cachorro” y la definición de Acuña como rebelde, lo que ha llevado a Sergio Garza, hoy candidato del PAN, a alertar que se está construyendo un escenario de violencia.

    Garza trabajó muchos años con Lenin y lo conoce bien, no hay que echar al saco roto la advertencia, y más teniendo en cuenta el antecedente de 2017 en que trataron de reventar la elección en ese municipio.

    Eso sí, Lenin sin rubor alguno admite que son los intereses económicos los que vuelven atractiva la Alcaldía de Acuña. Así lo dijo en el video que grabaron él y Emilio de Hoyos tras la resolución del Tribunal Electoral.

    No se vayan a empachar.

–o–

    Para hoy a las dos de la tarde están citados en la Termoeléctrica López Portillo, en Nava, los privilegiados empresarios que se vieron favorecidos con la adjudicación directa de los millonarios contratos para el suministro de carbón a la CFE.

    Entonces que a nadie extrañe si la candidata de MORENA en Múzquiz Tania Flores Guerra interrumpe sus actividades proselitistas y el reparto de despensas, pues como Administradora Única de su compañía minera tiene que ir a firmar.

    Que por cierto, los organismos que participan en la plataforma “candidatura transparente” prefieron callar ante el engaño de Tania Flores, quizá sabiendo que nada pueden hacer para evitar esos actos de deshonestidad y que al final el mayor daño es para el ejercicio de transparencia que queda en evidencia como ineficaz.

–o–

    La que reapareció este martes es Tere Banda, a la que le pagaron sus servicios del pasado y desde el SNTE la impulsaron para encabezar la Comisión Mixta de Escalafón, el organismo en el que se definen los ascensos para los maestros.

    Tere Banda fue la carta con la que jugó en 2012 Carlos Moreira para reventar la candidatura de Enrique Martínez y Morales a una diputación federal, jugada que quisieron repetir en 2015 contra Jericó Abramo, pero ya no les pegó.

[email protected]

Comentarios

Escrito por Redacción

Se avecina guerra a gran escala entre Israel y Palestina

Revelan que Clara Luz y dos candidatos de Morena ofrecen tarjetas a cambio de votos