in , ,

Las fallas del mecanismo

En el tintero

Por Jessica Rosales

La violencia contra el gremio periodístico en el país no da tregua, la estadística sigue en aumento, y en cada número que suma una muerte hay una persona que en vida fue padre, madre, hijo, hija, hermano o hermana.

Hace unos días, el periodista Rodolfo Montes, se presentó en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador y rogó apoyo, algo que nadie debería implorar, pues es un derecho y no un favor del Estado Mexicano.

Con lágrimas en los ojos, el periodista independiente gritó al final de “La mañanera” cuando el Ejecutivo federal se retiraba que lo estaban amenazando, lo que hizo que el presidente regresara al atril a escuchar su historia.

Hace cinco meses el periodista independiente se levantó en la conferencia matutina, en esa ocasión para protestar contra la violencia que afecta al gremio, y hoy lo hizo para denunciar una amenaza de muerte cuyo autor aparentemente es el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), aunque también sospecha de servidores públicos

“Quiero saber quién está detrás de esta amenaza. Se presentaron como el Cártel Jalisco Nueva Generación. Esta conferencia la escucha todo el mundo, presidente. Si el señor Nemesio Oseguera le puso precio a mi cabeza, que me lo haga saber por cualquier medio. Así se presentaron, pero sospecho de alguien más, están ocultando a un servidor público, tengo las pruebas”, manifestó.

Relató que hizo la denuncia de la amenaza y en ese momento recibió la protección para salir de Quintana Roo, pero en la Ciudad de México el Mecanismo de Protección a Periodistas le retiró los escoltas, su hija tuvo que dejar el país ante el riesgo.

De acuerdo con Artículo 19, Reporteros sin Fronteras (RSF), y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y el que registra sólo en lo que va de 2022 se han registrado 12 homicidios de periodistas; más de 60 en el periodo del presidente López Obrador, y alrededor de 154 de 2000 a la fecha.

Lo más lamentable es que pese a las amenazas que reciben los periodistas, el alto número de homicidios que coloca a México como uno de los países más letales para ejercer el oficio no hay interés por fortalecer el Mecanismo de Protección a Periodistas.

Argumentando falta de presupuesto, de personal e infraestructura muchos periodistas son desplazados de sus estados y dejados a su suerte, sin empleo ni comida ni techo para estar ellos con sus familias.

Algunos han pedido apoyo han anticipado la denuncia, pero igual terminan muertos como es el caso de la periodista Lourdes Maldonado quien en marzo del 2019 ante

el presidente Andrés Manuel en cadena nacional dijo “temo por mi vida”, ella estaba sujeta al Mecanismo de Protección estatal y federal, cuando ocurrió el homicidio, ambos dijeron que no estaba registrada.

Lamentablemente y ante la incapacidad de las autoridades el único mecanismo de protección con el que contamos los periodistas es el que se ha formado a través de las redes del propio gremio en los estados, el de familiares y amigos que están atentos a que nada nos pase, pues mientras la autoridad está distraída en temas políticos y sin importancia, el Mecanismo gubernamental no sirve para nada.

Exigimos que Rodolfo reciba protección y atención, que no se convierta en una estadística más de este gobierno y de una vez por todas se cumplan las garantías de protección en el ejercicio periodístico.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Índice

La pesada herencia de Aispuro