in , ,

Setenta millones de estadunidenses están en alerta ante temperaturas más altas de lo normal

Estados Unidos vivirá una de las temporadas de verano calurosas; de julio a septiembre registrarán temperaturas más altas de lo normal, de acuerdo con la Oficina de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

Momentos en qué gran parte del país norteamericano atraviesa la primera gran ola de calor del año.

“Lo que estamos previendo es que en general gran parte de Estados Unidos, excepto unos pocos lugares, tendrá temperaturas por encima de lo normal”, dijo en una conferencia de prensa Johnna Infanti, meteoróloga de la NOAA

Sin embargo, este pronóstico no ofrece ninguna pista sobre posibles fenómenos meteorológicos extremos durante el período.

EN ALERTA POR ALTAS TEMPERATURAS

Varias ciudades del noreste de Estados Unidos entraron este martes en alerta por una ola de calor que de acuerdo con las previsiones será larga y con temperaturas máximas que se acercarán a los 40° Celsius y afectará a más de 73 millones de personas.

En su última actualización, el Servicio Meteorológico Nacional aseguró que “es probable que se registren récords diarios generalizados de calor diurno, con la posibilidad de algunos récords mensuales”.

Advirtió, además, que “la llegada temprana del calor, su persistencia durante varios días y los vientos ligeros aumentarán el peligro más allá de lo que los valores exactos de temperatura podrían sugerir”.

Se espera que las máximas temperaturas ronden entre los 37.8 grados y los 40.5 grados Celsius.

Las regiones más afectadas por la ola de calor desde este martes y durante los próximos días serán Los Grandes Lagos, el valle del río Ohio y Nueva Inglaterra.

La ciudad de Chicago está este martes en nivel 4 -de un máximo de 4- de riesgo, considerado extremo, según el NWS.

Otras ciudades en esa misma categoría son Cincinnati o Toledo, en Ohio; Grand Rapids, en Míchigan; Louisville, en Kentucky; o Cedar Rapids, en Iowa.

En los próximos días, otras ciudades importantes como Washington, Detroit (Míchigan), Cleveland o Columbus (Ohio), Pittsburgh (Pensilvania), Indianápolis (Indiana) o Nashville (Tennessee) también alcanzarán ese nivel.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, recomendó a la gente que “se mantenga hidratada, evite la actividad excesiva al aire libre y, de ser necesario, visite un refugio climático cercano”.

Se espera que la ola de calor tenga afectaciones no solo en la salud pública, sino también en la producción industrial y la infraestructura.

El NWS advirtió que “este nivel de calor extremo inusual y/o prolongado, con poco o ningún alivio durante la noche, afecta a cualquier persona que no tenga un enfriamiento efectivo y/o una hidratación adecuada”.

(Con información de EFE)

Written by Redacción

Rusia utiliza por primera vez en Ucrania una bomba aérea de tres toneladas

Estas son las mejores y las peores llantas según la Profeco