in , , ,

Tras cumplir 80 años, Harrison Ford analiza su retiro

Si hay que creer en los rumores, Harrison Ford, que cumple 80 años esta semana, podría estar haciendo su última aparición en el cine en 2023, en “Indiana Jones 5”. De ser así, sería un final increíble para una carrera sin igual en Hollywood.

Para toda una generación de niños que crecieron viendo películas VHS, Harrison Ford fue su piloto, aventurero y ahora arqueólogo de la cultura pop.

Al cumplir 80 años, su rica carrera y su aplomo han formado gloria cinematográfica durante seis décadas con títulos como “Blade Runner”, “Star wars”, “Indiana Jones”, “Apocalypse Now”, “Witness” (que le dio su única nominación al Oscar), por mencionar unas cuentas de su enorme filmografía.

Harrison Ford nació el 13 de julio de 1942, en Chicago, Estados Unidos, del matrimonio formado entre Dorothy, ama de casa, y Christopher, ejecutivo de publicidad. Tres años más tarde nació su único hermano. “Me gusta una buena broma”, dijo el actor a GQ en 2017, cuando le preguntaron en qué se parecía a su padre. “Me gusta un buen vaso de whisky. Reconozco la ropa bien hecha. Y también hay un poco de picor imposible de rascar en algún sitio”.

A su madre, dijo, creía no parecerse mucho. “Una buena mujer, mi mamá”. Su madre era de origen ruso y judío; su padre, católico irlandés y en una ocasión aseguró en Inside The Actors Studio que, como hombre, siempre se ha sentido irlandés. “Como actor, siempre me he sentido judío”, añadió.

Su relación con la interpretación comenzó en la universidad de Ripon en Wisconsin, donde se apuntó a unas clases de teatro. “Me iba a casar ese verano y no sabía qué hacer, así que decidí ser actor”, dijo Ford a Empire en 2002. “No tenía ni idea de cómo hacerlo, pero sabía que para ser actor tenías que ir a Nueva York o Los Ángeles, esa parte fue fácil. Me casé y condujimos hasta California”.

A los seis meses ya tenía un contrato. Eran mediados de los sesenta y Ford cobraba 150 dólares por semana por pequeñas apariciones con y sin texto. Bajo el sistema que funcionaba entonces, al actor le decían cómo vestir, cómo debía ser y él no estaba contento. “Así que decidí convertirme en carpintero, como alternativa a asumir roles que no quería interpretar”. De tal suerte que compaginó las herramientas con la actuación.

Su primera gran oportunidad llegó de la mano de George Lucas, con un pequeño papel en “American Graffiti”, de 1973. Pero la fama se hizo esperar un poco más. El actor tenía 35 años cuando se hizo mundialmente conocido al interpretar a Han Solo en “Star Wars: A New Hope”.

Dean Tavoularis, diseñador de producción de películas como “The Godfather”, había diseñado una puerta para la entrada de la oficina del director Francis Ford Coppola y el carpintero que debía instalarla no estaba disponible. Así que Tavoularis recurrió al actor. A él le venía bien el trabajo y aceptó, pero con la condición de hacerlo de noche. Primero, dijo a Rolling Stone en 2015, porque prefería que no hubiese gente pasando por el medio mientras trabajaba y, la segunda, para que sus dos facetas profesionales no colisionasen. “Me encanta ser carpintero. Me encanta ser actor… Simplemente no voy a mezclar las dos cosas”.

En uno de esos días en los que estuvo trabajando hasta la mañana coincidió con George Lucas y Richard Dreyfuss, que habían tomado prestada la oficina para reuniones preliminares y el casting. Lucas y él hablaron. Más tarde, el productor Fred Roos le preguntó si podría leer con gente a la que estaban haciendo audiciones y él aceptó. Finalmente, se lo ofrecieron. “Me preguntaron si quería hacerlo y yo dije: ‘Claro, ¿por qué no’”, dijo a Rolling Stone.

Tras “Star Wars”, Ford apareció en otros títulos como “Apocalypse Now”, de 1979; “Riders of the Lost Ark”, de 1981; “Blade Runner”, de 1982; “Indiana Jones and the Temple of Doom”, de 1984; “The Mosquito Coast”, de 1986, e “Indiana Jones and the Last Crusade”, de 1989, entre otras.

En la década de los noventa, el actor formó parte del reparto de “Regarding Henry”, en 1992; “The Fugitive”, en 1993; “Sabrina”, en 1995, y “Six Days Seven Nights”, en 1998, entre otras cintas. Con el nuevo milenio, Ford siguió trabajando firmando interpretaciones en películas como “What Lies Beneath”, en 2000; “Firewall”, en 2006; “Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull”, en 2008, y “Crossing Over”, en 2009.

Tras otros trabajos como “Morning Glory”, en 2010, o “Paranoia” y “Ender’s Game”, ambas en 2013, en 2015 volvió al papel que le dio la fama. Han Solo reapareció en “Stars Wars: Episode VII — The Force Awakens”. También regresó Rick Deckard, protagonista de “Blade Runner”, en la secuela “Blade Runner 2049”, en 2017.

Ford, que tiene fama de malhumorado y de ser poco amigo de las entrevistas, ha estado nominado al Óscar una única vez, por “Witness”, en 1986, pero ha contado, por lo general, con el cariño del público y el respaldo de la taquilla. El actor mantiene una relación con la también actriz Calista Flockhart, su tercera esposa, con la que se casó en 2010.

Con información de EFE

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Rafa Márquez regresa como entrenador al Barcelona

Preparan película ‘Back to Black’ sobre Amy Winehouse